Guantánamo entre el 43 por ciento de los territorios afectados por la sequía (+ Video)

Compartir...

Panorama actual de la presa Zaza, muy deprimida por la intensa sequía que afecta a la provincia Sancti SpíritusGuantánamo (Redacción Solvisión). – Guantánamo figura entre las provincias del país afectadas por la intensa sequía. De acuerdo con el Boletín de vigilancia del clima del Instituto de Meteorología, un 43 por ciento del territorio cubano sufrió la escasez de precipitaciones durante el primer semestre del año.

De acuerdo con la información que publica la Agencia Cubana de Noticias, el siete por ciento de las áreas recibió la categoría de severa a extrema, el 15 de moderada y el 21 de débil.

Añadieron los especialistas que la región central del país fue la más impactada, sobre todo las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Spíritus y Ciego de Ávila, mientras que en menor cuantía le siguieron Artemisa, Camagüey, Las Tunas, Santiago de Cuba y Guantánamo.
  
En general, 49 municipios tuvieron afectación con sequía de moderada a extrema por encima de un 25 por ciento de sus zonas, donde los más críticos resultaron Ranchuelo, Caibarién, ambos en Villa Clara y Cruces, en Cienfuegos.
  
Sin embargo, su persistencia se evidenció también en los últimos de 12 meses, cuando el  56 por ciento de toda la nación presentó déficits en sus acumulados correspondientes.
  
De este total, el 20 por ciento se comportó de severa a extrema, el 16 por ciento moderada y el 20 por ciento débil.
 
Los mayores problemas de ese tipo ocurrieron en  Pinar del Rio, Artemisa, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas y Granma.
  
De los 72 municipios implicados, los más dañados fueron Cruces, Lajas y Rodas (Cienfuegos), Caibarién, Cifuentes, Encrucijada, Placetas, Ranchuelo, Remedios y Santa Clara (Villa Clara), Cabaiguán, Jatibonico, Taguasco y Yaguajay, (Sancti Spíritus), así como Baraguá, Ciego de Ávila, Ciro Redondo y Florencia (Ciego de Ávila).


    
Por el contrario, la evolución favorable de los acumulados de las lluvias en la región occidental, en el último mes del trimestre abril – junio, propició la disminución de las áreas afectadas con sequía meteorológica de corto periodo.    


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =