Santos perfilará presencia de Celac en verificación de cese el fuego

Compartir...

Guantánamo (Redacción Solvisión)  El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, perfilará desde hoy la contribución de los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a la verificación del futuro cese el fuego bilateral que pactará con las FARC-EP.

 

Miembros de ese bloque integrarán en calidad de observadores una misión política coordinada y financiada por Naciones Unidas (ONU), como componente internacional de un mecanismo tripartito de comprobación, conformado igualmente por representantes gubernamentales y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

El gobernante viajará este martes en la tarde a Ecuador para participar en la IV Cumbre de la (Celac), momento cuando agradecerá el apoyo de esa comunidad a los esfuerzos en busca de la paz, adelantó Santos en una alocución la víspera.

En la cita de Quito se formalizará la contribución de los países que hacen parte de dicha organización en esta misión especial, explicó el jefe de Estado desde la Casa de Nariño luego de agradecer a la ONU por su espaldarazo a las gestiones a favor de la distensión.

El aparato de comprobación y monitoreo supervisará asimismo la dejación de las armas o desarme de los guerrilleros una vez instaurada esa fase.

Desde el pasado 20 de julio las FARC-EP decretaron una pausa combativa en tanto el mandatario afirmó que sólo accedería a silenciar todos los fusiles de existir condiciones idóneas para su cumplimiento y verificación.

Los recientes progresos aumentan la expectativa en torno a la proximidad de la suspensión de las hostilidades entre la Fuerza Pública y el grupo rebelde, el principal involucrado en el largo conflicto interno.

A solicitud del Gobierno y las FARC-EP el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la constitución de dicha misión política, equipo de observación encargado también de dirimir diferencias y que pudiera estar concentrado principalmente en unas ocho zonas, aún sin determinar, comentó Santos.

Desde 2012 voceros gubernamentales y de ese movimiento insurgente dialogan en Cuba para hallar una salida concertada a la confrontación, la cual ha dejado unos 300 mil muertos en el transcurso de más de medio siglo.

La creación de tal mecanismo es considerado un paso trascendental rumbo al término de la guerra, el cual ofrecerá garantías a las dos partes y a todos los colombianos, aseguró el abogado Humberto de la Calle, jefe de los negociadores del Ejecutivo.

Al detallar las características de ese procedimiento de comprobación afirmó que no se trata de actores armados, ni cascos azules, y que respeta la soberanía nacional.

Según los adelantos hasta la fecha y los compromisos realizados por las dos delegaciones de portavoces, tales pláticas en la capital cubana podrían finalizar este año con un tratado de paz.

A fin de lograr resultados en el menor tiempo posible, ambos equipos sesionarán de manera casi ininterrumpida, con el propósito de dilucidar cuestiones restantes como las condiciones para el cese el fuego bilateral, la dejación de las armas, desmovilización y reintegración a la sociedad de los ahora combatientes, así como el método de refrendación del conjunto de pactos.

La idea es comenzar los trámites desde ya para que la comitiva encabezada por la ONU esté lista en el momento preciso, manifestó a la prensa la canciller María Ángela Holguín.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 11 =