Rusia evitó en Siria matanzas y limpieza étnica, considera experto

Compartir...

Vladimir Evseev, director del Centro ruso de investigaciones socio-políticasGuantánamo (Redacción Solvisión).- Vladimir Evseev, director del Centro ruso de investigaciones socio-políticas, afirmó que su país evitó el exterminio étnico y religioso de la población siria, lo cual forma parte del plan del terrorista Estado Islámico.

Si Rusia e Irán no hubiesen intervenido por solicitud del gobierno del presidente Bashar Al Assad continuaría la matanza de civiles y la destrucción sistemática de representantes de distintos grupos confesionales, dijo a Prensa Latina el experto en temas militares y del Medio Oriente

La decisión adoptada por el presidente Vladimir Putin, insistió, frenó el exterminio de unas 10 mil personas, integrantes de las etnias y del mosaico religioso sirio.

Observó que la estampida migratoria y de refugiados hacia Europa de millares de originarios del país árabe y el creciente flujo de desplazados (unos 12 millones) son consecuencias de las atrocidades perpetradas por los extremistas.

Evseev dijo que la postura de Moscú frente a la lucha contra el terrorismo cuenta con el respaldo de la mayoría del pueblo sirio, la misma que apoya al presidente Bashar al Assad, al señalar que esa cifra supera el 80 por ciento.

Las autoridades rusas -según el experto militar- con anterioridad a la operación aérea reiteraron que no abandonarían a los sirios frente a lo que calificaron de agresión terrorista.

A juicio del analista, en Siria actúan dos coaliciones internacionales, una con participación de Rusia, Irán e Iraq, que tiene por objetivo debilitar las posiciones de los islamistas y del EI, que ocupa 40 por ciento del territorio, y crear las condiciones de paz para el proceso de negociaciones.

La otra alianza, capitaneada por Estados Unidos, bombardea las posiciones del EI en Raqqa, pero mantiene el apoyo logístico a los grupos que persiguen el mismo fin, el derrocamiento por la fuerza del presidente Al Assad, reflexionó la fuente autorizada en temas del Medio Oriente y conflictos militares.

Indicó que Moscú, a diferencia de Washington, combate también a los elementos del Frente Al Nusra, connotado brazo armado de la red terrorista internacional Al Qaeda en esa nación, basado en las provincias de Hamas e Idlib, y que controla 15 por ciento del territorio.

En su opinión, los estadounidenses quieren hacer creer que tras la eliminación de Osama Bin Laden se terminó con Al Qaeda. De fondo, ellos (Estados Unidos) no luchan contra esa red porque sus mismos aliados como Arabia Saudita y Turquía apoyan a esa facción y a otros grupos terroristas en el entrenamiento de combatientes.

Mencionó que el Pentágono reconoció que prestaba apoyo bélico a las milicias kurdas y a las facciones de la denominada oposición moderada (en las filas del Ejército Libre Sirio), con unos cinco mil armados, agregó la fuente.

Consideró acertados los cuestionamientos del presidente Putin cuando preguntó a los norteamericanos dónde se localizaban esos grupos y quiénes eran los líderes.

Para el también jefe del departamento del Cáucaso del Instituto de la Comunidad de Estados Independientes, el apoyo ruso desde el aire ha sido decisivo para abrir varias líneas de ofensiva del Ejército sirio en Alepo, Idlib, Hama y Latakia.

Mientras que Estados Unidos, en su representación de superpotencia, rehúsa cooperar en condiciones de igualdad, pues en Siria hay sitio para la cooperación internacional en la lucha contra el enemigo común, el terrorismo, solo desde posiciones francas, aseveró el experto.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 6 =