Revitalizar el lomerío guantanamero

Compartir...

Revitalizar el lomerío guantanamero
Guantánamo.- Para Guantánamo, el territorio el más oriental y montañoso de Cuba, es un imperativo prestar la mayor atención a todos los programas y procesos que se materializan en el lomerío, con el objetivo de propulsar su desarrollo socio – económico. Así quedó evidenciado en el recién efectuado balance provincial del Plan Turquino.

En el encuentro presidido por Rafael Pérez Fernández, miembro del Comité Central del Partido (PCC) y su Primer Secretario en el territorio, fue consenso la necesidad de rescatar los conceptos fundacionales del programa del Plan Turquino, proyecto socioeconómico creado en 1987, por el Comandante en Jefe Fidel Castro y el entonces Ministro de la FAR Raúl Castro, destinado al desarrollo sostenible de las montañas, y la calidad de vida de sus pobladores.

Críticamente fueron abordadas un grupo de problemáticas presentes en las serranías del territorio, y que directamente inciden en el constante éxodo de sus habitantes hacia las cabeceras municipales u otras provincias.

En la actualidad persiste en el lomerío guantanamero el deterioro de los viales serranos, la calidad en los servicios que se prestan a la población,  incumplimientos en varios renglones agropecuarios o las pérdidas de producciones  que no llegan al plato de los guantanameros, dificultades con la entrega de insumos a las cooperativas e impagos a campesinos.

No se concretan con agilidad los planes para el fomento y crianza de aves y el cerdo criollo, el aumento de áreas de frutales, y otras especies forestales, y el incremento en el empleo de la ciencia y la técnica para lograr mayores volúmenes de maíz, viandas y hortalizas.

Se requiere además prestar la atención necesaria a la recuperación cafetalera, y de otros renglones claves para la economía de Guantánamo como el coco, el cacao y la miel de abeja, y aprovechar todas las potencialidades existentes que permitan alcanzar una verdadera sustentabilidad alimentaria en las montañas.

En el Balance del Plan Turquino fueron debatidos además temas neurálgicos presentes como la atención directa a las comunidades serranas identificadas como priorizadas, el enfrentamiento a la ocurrencia de hechos delictivos, potenciar los servicios de salud y educación, la gastronomía con productos locales y la transportación de pasajeros.

Pérez Fernández, también insistió en atender los proyectos socioculturales, el movimiento de artistas aficionados y preservar y promover la historia local que se encierra en el amplio territorio que ocupa los 4 mil 682,9 kilómetros del Plan Turquino guantanamero.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − dos =