Resaltan espíritu de trabajo en recuperación de Baracoa

Compartir...

 Entrega de materiales de construcción a los afectados por el huracán Matthew, en la unidad la Fidelina del barrio Los Hoyos, Baracoa. Foto: Yander Zamora Guantánamo.- El alto espíritu de trabajo que se aprecia en los pobladores de este municipio, y de las fuerzas que los apoyan en el resarcimiento de las afectaciones del huracán Matthew, fue resaltado por Nancy Acosta Hernández, vicepresidenta del Consejo de Defensa Provincial (CDP).

Al término de un recorrido por la zona de Defensa de Quiviján, encabezado por Denny Legrá Azahares, presidente del Consejo de Defensa Provincial, la dirigente puntualizó que esa actitud  posibilita avanzar en cuantiosas tareas recuperativas, como las viviendas, industria de producción de alimentos, unidades gastronómicas, bodegas y centros educacionales, culturales y deportivos.

También se progresa en el resarcimiento de los daños en instalaciones agrícolas y en cultivos como el cacao y el café, siendo más lenta hasta el momento la recuperación de las áreas de coco.

La vicepresidenta del Consejo de Defensa Provincial habló además de la mejora en los servicios básicos, algunos de ellos nuevos en zonas montañosas. En Quiviján, por ejemplo, se dio cobertura a la telefonía móvil y ya inició su producción un combinado para la elaboración local de materiales de construcción, reparación de colchones y útiles del hogar.

En ese sitio también comenzó a laborar una pequeña fábrica de bloques de hormigón, elemento que junto a los mencionados favorecerá la rehabilitación de viviendas y las condiciones de vida de la familia serrana.

Los principales dirigentes del CDP visitaron además el Centro para personas asistidas restaurado en la comunidad El Toa, el cual recibe hoy a las primeras familias cuyas viviendas fueron destruidas por el meteoro.

Esa Instalación dispone de área residencial, socio administrativa, sala de estar y de televisión, además de puesto médico, parque infantil y cocina. Las familias serán asistidas por el Estado hasta que se les construyan sus moradas.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =