Réquiem por Alina Rodríguez

Compartir...

Actriz cubana Alina RodríguezYo pensé encontrarme nuevamente con Alina Rodríguez, no en fragmentos, no en voz de otros. Creí de veras que podía verla reír este día o verla muy seria hablando de su intimidad; toda plenitud como acostumbraba llegar a nuestras casa a través de la pequeña pantalla, pero no pudo ser, parece que era verdad lo que decían y me resistía a creer: “mamá Justa” se nos había ido para siempre y con ella los consejos de una madre, o las enseñanzas de la mejor de las maestras.

 

Con solo 64 años e inagotables ganas de crear para todos, una de las más genuinas creaciones del arte cubano dijo un adiós tan inesperado a su público como a sus más cercanos familiares y amigos.

Con ella la cultura cubana vio talar a un inconmensurable tronco de raíces profundas en el teatro, el cine o la televisión.

Perseverante como nos dijo un día, Alina luchó contra una terrible enfermedad que todos evitamos llamar cáncer hasta la última hora de este 27 de julio en un hospital de La Habana para dejarnos la oportunidad del reencuentro a la orilla de un litoral habanero o en la mejor de sus actuaciones todavía por definir en las que nos entregó lo más sublime de su ser: la fe que yo sé le acompañó hasta el último aliento.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − tres =