Rememoran aniversario de la entrada de la Edad de Oro a Cuba

Compartir...

Guantánamo. Por el otrora Ateneo de Guantánamo, sede de la entonces Sociedad Cultural Centro La Luz, tuvo lugar la entrada a Cuba de los primeros ejemplares de la revista “La edad de oro”, el 27 de julio de 1899.

El acontecimiento fue rememorado en el mismo sitio donde hoy se preserva la memoria histórica. A este edificio, ubicado en la intersección de las calles Emilio Giro  Calixto García, en la capital provincial, José Martí envió un paquete con 20 ejemplares del primer número de la Edad de Oro, los primeros en entrar a Cuba,  para que el santiaguero y amigo personal del Apóstol radicado aquí, Amador Esteva, las distribuyera en distintas ciudades del país.

Fue esa “institución cultural de marcado espíritu patriótico y foco conspirativo de los revolucionarios de esta villa”, lugar desde donde se envió la revista hacia varios pueblos del oriente cubano. Tratándose de una tarea tan sensible el Maestro pidió a Amador que  fuera una “empresa del corazón y no de mero negocio”.

Para invocar el hecho, 130 años después, investigadores y creadores que abordan la temática en el Alto Oriente cubano, junto a invitados de Santiago de Cuba, fueron convocados a la décima edición del Taller Teórico “Empresa del corazón”, auspiciados por la Sociedad Cultural  José Martí, SCJM,  y la Unión de Historiadores locales, UNHIC.

Más de una decena de ponencias realzaron la vigencia de esa obra  martiana, en momentos de crisis universal de valores, e instaron a que  la entrega de un ejemplar de ese libro a las actuales generaciones en  sus centros escolares, tal como se realiza cada inicio de curso en la primera enseñanza,  sea un acto solemne y su estudio un hábito conciso  desde la familia.

Entre las investigaciones expuestas sobresalieron las Conferencias  Magistrales de la Doctora Noralis Palomo Díaz, Presidenta de la SCJM  en Guantánamo, la de la MSc. Zoila Rodríguez Gobea, de la Universidad de Santiago de Cuba, y la del  MSc. José Sánchez Guerra, historiador de la provincia, entre otros trabajos investigativos.

Honraron la cita directivos políticos, de cultura, de la Federación de Mujeres Cubanas, y de la Escuela Provincial del Partido Israel Reyes  Zayas, entre otros, así como también la Heroína del Trabajo de la República de Cuba, Dra. Anselma Betancourt, destacada martiana.

Los guantanameros cuentan con ese privilegio histórico: la entrada por sus predios de los primeros ejemplares de la Edad de Oro a Cuba, texto que honra, conmina a la unidad latinoamericana y a forjar en los niños del mundo el espíritu patriótico en defensa de la justicia social. En la antigua sede del Ateneo Cultural de Guantánamo, radica hoy la Cooperativa No Agropecuaria “Las Ruinas”


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 19 =