Ratifican pena capital contra líder islamista bangladeshí

Compartir...

Ratifican pena capital contra líder islamista bangladeshí El Tribunal Supremo de Bangladesh ratificó la sentencia de muerte contra Mir Quasem Ali, dirigente del ilegalizado partido Jamaat-e-Islami (JI), por su participación en varios crímenes de lesa humanidad ejecutados durante el conflicto de 1971.

 Encabezados por el presidente del máximo órgano de justicia del país, Surendra Kumar Sinha, un panel de cinco jueces confirmó la sentencia del Tribunal Internacional de Crímenes de Guerra de Bangladesh, de noviembre de 2014, contra el líder islamista.

Ali, de 64 años, fue encontrado culpable de asesinato, secuestros, tortura y conversión religiosa forzosa durante la Guerra de Liberación de 1971, cuando el país se independizó de Pakistán.

Durante el conflicto, que causó más de tres millones de muertos, Ali supervisó celdas de tortura en la ciudad portuaria de Chittagong, según la acusación.

El reo fue uno de los fundadores de Al-Badr, una milicia que apoyó a las tropas pakistaníes contra los nacionalistas bangladeshíes y fue acusada de numerosos crímenes contra civiles.

Tanto Sopera Afroz, fiscal del Tribunal Internacional, como el Procurador General de la nación, Mahbubey Alam, expresaron su satisfacción por el veredicto.

El 6 de enero, el Tribunal Supremo ratificó la pena de muerte para el jefe de JI, Motiur Rahman Nizami, por su participación en diversas masacres cometidas durante la conflagración.

Por los mismos delitos fueron ahorcados el 22 de noviembre del pasado año el secretario general de JI, Ali Ahsan Muhamad Mujahid, y el exministro y dirigente del opositor Partido Nacionalista de Bangladesh Salauddin Quader Chowdhury.

En diciembre de 2013 también se aplicó la pena capital contra Abdul Quader Molla y en abril de 2015 contra Mohammad Kamaruzzaman, ambos miembros de la dirección del JI.

La justicia bangladeshí declaró ilegal hace tres años a Jamaat-e-Islami, una formación que se opuso a la independencia de Bangladesh.

Esta nación formó parte de Pakistán al alcanzar la independencia de Gran Bretaña en 1947, pero se separó 24 años después tras una guerra entre nacionalistas, con el respaldo indio, y las fuerzas armadas paquistaníes.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 12 =