Próxima a cumplir la siembra de tomate en el valle de Caujerí

Compartir...

Guantánamo.- La siembra de 651 hectáreas de tomate con vista a la campaña de 2016, está próxima a concluir en el valle de Caujerí, la principal zona hortícola de la provincia  de Guantánamo.

En los próximos días en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Mariana Grajales quedarán plantadas las poco más de 14 hectáreas que faltan, según informó el ingeniero Egueny Rodríguez Martínez.

El Jefe de Producción en la Empresa Agropecuaria del municipio de San Antonio del Sur, afirmó que la siembra es superior en 65 hectáreas a la lograda en la temporada anterior y se completará en unos dos meses de intensa labor para aprovechar el período más óptimo.

Los rendimientos aspirados ahora son de más de 14 toneladas por hectárea, promedio necesario para cosechar las 9 mil 400 previstas de la solanácea fresca, fundamentalmente entre enero y marzo del año próximo.

Rodríguez precisó que 6 mil toneladas están contratadas con la industria existente en el valle de Caujerí para su procesamiento como pulpa concentrada de alta calidad, mientras unas dos mil irán a la fábrica Guaso, en la ciudad de Guantánamo, para obtener otros derivados.

Señaló que a diferencia de la etapa precedente, esta vez se planificó destinar unas mil 400 toneladas para el consumo fresco de la población.

El grueso de las posturas empleadas en las plantaciones fueron obtenidas con cepellón en las casas dedicadas a producirlas en varias cooperativas del valle,  con el mayor aporte de la de Producción Agropecuaria (CPA) 17 de Mayo, mientras que el resto son de raíz desnuda.

“La variedad Botijón es la predominante por su buen brix (grado de concentración de la masa) y adaptabilidad a las condiciones climáticas de la zona, precisó el directivo.

Como en contiendas anteriores, en la cosecha intervendrán 11 formas productivas, entre ellas seis CCS, tres CPA y dos Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPEC), las cuales están llamadas a cumplir con eficiencia sus contratos.

En la temporada de 2015 el valle de Caujerí solo cumplió al 93 por ciento la recogida de tomate fresco.

En la calidad de la siembra, que debe terminar en los próximos días, y la posterior atención al cultivo están la clave para obtener buenos rendimientos y volúmenes productivos, que tanto necesita el país para sustituir importaciones.

 

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =