Productos agropecuarios: la solución no está solo en bajar los precios

Compartir...

Productos agropecuarios: la solución no está solo en bajar los preciosGuantánamo.- El establecimiento de los precios de los productos agropecuarios es definitivamente uno de los asuntos más discutidos en los tiempos actuales.

A partir de planteamientos realizados durante el XI Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, ANAP, y la última sesión de la asamblea nacional del poder popular se realiza una revisión del proceso de producción y la posterior compra y venta de los frutos de la tierra.

La preocupación por el tema resulta evidente y creciente.

Aunque se avanza en el examen y regulación de este asunto en cada uno de los territorios, para la confección y puesta en vigor de un cuerpo legal y un sistema de medidas, con el cual se incrementen y diversifiquen las producciones y los niveles de eficiencia de las mismas y se establezcan estructuras de comercialización más funcionales, aún persisten cuestiones que entorpecen estos empeños.

El establecimiento de precios de compra primarios y tasas máximas de ganancia para algunas de las figuras presentes en el proceso de comercialización es una de las acciones que se visualiza en Guantánamo, especialmente en los Puntos de venta de la Agricultura Urbana y en los Mercados Agropecuarios Estatales.

Pero definitivamente, la solución se encuentra en producir más, eliminar la especulación y la cadena de intermediarios que encarecen los productos pero para ello se requiere del conocimiento de las fichas de costo de cada reglón, aplicar ciencia e innovación en la explotación de la tierra, para obtener mejores rendimientos.

Es necesario además tener en cuenta las condiciones climatológicas de la provincia y trazar estrategias para que ello no sea un impedimento en la consecución de las metas establecidas, trazar planes realistas, que no sean producto de la complacencia, sino de un estudio objetivo de las potencialidades del territorio, incrementar el control, el orden y aplicar la ley con el rigor necesario. Urge, también, el seguimiento y estabilidad que demanda un tema tan importante como el uso y tenencia de la tierra.

De lo contrario nunca llegará al ordenamiento del proceso de compra y venta en cada uno de los niveles, ni los precios que justamente reclaman productores y clientes, mayores damnificados en este proceso.

 

 

 

 

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + dieciocho =