Priorizan acciones en Guantánamo ante creciente envejecimiento poblacional

Compartir...

Guantánamo.- La atención a los adultos mayores como parte de la dinámica demográfica de envejecimiento poblacional en Cuba constituye una prioridad de trabajo en Guantánamo, territorio que posee  94 mil 146 personas mayores de 60 años, con un incremento de 0,4 por ciento en relación con el cierre de 2018.

Se han diseñado medidas para el cuidado de ese grupo etario, que representa el 18,3 por ciento de la población total, la cual supera los  521 mil 900 habitantes, puntualizó a la ACN la doctora Yusnaiki Vera Rivero, especialista en geriatría y jefa del Programa de Adulto Mayor y Asistencia Social en la Dirección Provincial de Salud Pública.

La política gubernamental aprobada por el Consejo de Ministros en 2014, dirigida a considerar la cada vez más creciente cifra de personas que rebasan las seis décadas de vida, contempla al eslabón comunitario como el pilar fundamental, mediante el Médico de la Familia, encargado de identificar los problemas biomédicos y sociales de los adultos mayores para su tratamiento adecuado, explicó Vera Rivero.

Mencionó también la atención institucional, que abarca una red de cinco hogares de ancianos con 369 camas, tres ubicados en la cabecera municipal, uno en Maisí y otro en El Salvador,  cifra insuficiente aún para el índice de envejecimiento de la provincia.

Esta asistencia se completa con 350 plazas, distribuidas en 12 casas de abuelos, una per cápita en ocho de los 10 municipios, y dos en los de Guantánamo y Manuel Tames.

La existente en Caimanera, en las cercanías de la única frontera artificial de Cuba (la ilegítima base naval estadounidense), cuenta con la modalidad de atención a pacientes discapacitados, según puntualizó la entrevistada.

Las perspectivas en esta área contemplan la construcción de un nuevo hogar, con 200 camas, en la capital provincial, el aumento de capacidades en casas de abuelos y seguir trabajando en la reparación de las instituciones sociales, para brindar un mejor servicio al adulto mayor, comentó.

Se refirió, además, al programa hospitalario, igualmente por debajo de las necesidades, que cuenta con 42 camas entre los centros asistenciales de Guantánamo y Baracoa, los dos territorios de mayor envejecimiento, con 19,7 y 19,9 por ciento, respectivamente.

Otra vía para elevar la calidad de vida de estas personas, son los círculos de abuelos, de los cuales funcionan mil 140 con más de 39 mil incorporados, el 41 por ciento de la población de la tercera edad, un espacio de ejercitación física y socialización, detalló.

La especialista enfatizó en las ayudas técnicas a esas personas, mediante la entrega de bastones, muletas, cojines, colchones antiescaras y camas fowler, estas últimas con servicio de alquiler desde haces dos años para pacientes postrados, facilidades que mucho agradecen los familiares y beneficiados.

Añadió que ante el reto que supone el cuidado de una población cada vez más envejecida, se capacita al personal de la salud encargado de su atención, en 2018 se desarrolló un diplomado provincial de Gerontología para médicos, enfermeras y trabajadores sociales, y  se cuenta con 11 especialistas en esa rama y una cantera de 13 en formación.

Considerado uno de los territorios menos envejecidos del país, la esperanza de vida en Guantánamo asciende a 79, 4 años y supera las ocho décadas en las mujeres, ambos índices rebasados con creces por 118 personas que sobrepasan la centuria.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =