Primero de Mayo: día de celebración o reivindicaciones

Compartir...

Guantánamo.- El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo, según la Wikpedia, es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial.

 

Que sea fiesta o no depende de la situación de las clases trabajadoras en cada país. En la mayor parte del mundo es utilizado habitualmente para luchar contra los despidos o demandar mejoras laborales y sociales.

La fecha la aprobó el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en Paris en 1889, como una jornada de reivindicaciones y de homenaje a los Mártires de Chicago.

No olvidar que los líderes sindicalistas fueron ahorcados en Estados Unidos para intimidar al movimiento obrero y su reclamo de la jornada laboral de ocho horas. En Paris esta semana ocurrieron detenciones y enfrentamientos violentos durante las marchas de trabajadores y estudiantes contra la reforma laboral propuesto por el gobierno.

El proyecto Francois Hollande fulmina de facto principios sagrados de la izquierda, como el horario laboral legal de las 35 horas semanales, y admite despidos colectivos, con indemnizaciones rebajadas, por dificultades económicas de las empresas.

Es la receta afrancesada de la aplicada por Mariano Rajoy y el PP. El “éxito” en España lo expresan los 66 meses seguidos en que la tasa de paro se mantiene por encima del 20%, batiendo el record de desempleo de principios de los noventa.

Aplausos han recibido Hollande y su primer ministro Manuel Valls de los patrones. Ira y repudio les llega del otro lado. Para los sindicatos, es “una vuelta al siglo XIX”, en palabras de Philippe Martínez, el líder de la mayoritaria Confederación General del Trabajo (CGT). Son medidas que ni el conservador Nicolás Sarkozy se atrevió a poner en marcha.

Más acá, en Argentina, el Senado, de mayoría opositora aprobó este miércoles un proyecto de ley impulsado por el kirchnerismo que declaró la emergencia ocupacional y prohíbe los despidos y suspensiones de empleo durante 180 días.

Es la mitad del tiempo que reclaman los sindicatos se extienda prohibir las cesantías, en medio de la ola de despidos en el sector privado y público, en un contexto de inflación del 36% anual.  La respuesta del presidente Mauricio Macri fue la esperada que diera el empresario Mauricio Macri: la va a vetar con el pretexto de que va a desestimular la llegada de inversiones al país.

Este viernes el empresario-presidente tuvo un mal día. Adelantando la conmemoración del Primero de Mayo, las cinco centrales obreras que se reparten el gremialismo del país se unieron en una histórica manifestación en contra de la política  económica del gobierno. Reclamaron mejoras salariales, aumentos a los jubilados y contra los despidos en el Estado que puso en práctica Macri desde que llegó a la Casa Rosada en diciembre. De acuerdo con los sindicatos, desde entonces cifra de despedidos se eleva a 100 mil.

En Brasil, el Día Internacional de los Trabajadores servirá para denunciar el golpe jurídico-parlamentario en curso en contra de la presidenta Dilma Rousseff y la pérdida de los derechos de los trabajadores que esto supone, anunciaron los dirigentes sindicales.  Sergio Nobre, secretario general de la Central única de Trabajadores, subrayó que no por gusto el impeachment cuenta con el apoyo de las patronales Federación Nacional de Industria y la Confederación Nacional de la Industria.

En Cuba, el Primero de Mayo es una fiesta popular, lo que no significa que la Revolución haya logrado todo lo que desea para sus trabajadores. El socialismo próspero y sostenible a que aspiramos sólo será posible con la consagración al trabajo y la elevación de la productividad, elementos básicos para actualizar al modelo económico cubano, proceso que será realidad por, con y para el pueblo y los trabajadores.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =