Positivo impacto de la Casa Museo Pedro Agustín Pérez en el verano

Compartir...

Guantánamo.- Un positivo impacto genera en la comunidad la Casa Museo Mayor General Pedro Agustín Pérez de Guantánamo durante el verano. Inaugurada en julio de 2013, la instalación propicia un acercamiento a la historia del más insigne de los patriotas guantanameros del siglo XIX, quien junto a una veintena de mambises, se levantó en armas el 24 de febrero de 1895 en la finca La Confianza.

 

Según explica Alejandro Jardines, Director del museo, las visitas al inmueble se han incrementado desde que comenzó el mes de julio gracias a convenios preestablecidos con el Ministerio de Educación y La Unión de Jóvenes Comunistas.

“La casa, además de funcionar de lunes a sábado para el público asiduo, prioriza las visitas de los jóvenes procedentes de Guantánamo y Santiago de Cuba que en estos momentos participan en la novedosa opción recreativa del Campamento de Verano. Acogidos a esta iniciativa, los muchachos recorren sitios emblemáticos del territorio y claro que es fundamental la asistencia a este importante museo.” – refiere Jardines.

Con una evidente preparación en los temas históricos, las especialistas de las cuatro salas expositivas muestran a los visitantes, objetos que pertenecieron al bravo mambí, así como documentos y evidencias gráficas de su significativo rol en la guerra necesaria, y como primer alcalde de Guantánamo.

“Somos profesionales capacitadas para guiar al público en el recorrido por cada uno de los salones del recinto y poseemos la información precisa de cada etapa crucial en la vida de Pedro Agustín Pérez como su nacimiento en el poblado de Tiguabos, El Salvador, el momento en que decide dejar el ejército español para solidarizarse con las fuerzas mambisas, hasta los días finales de su existencia cuando ya era reconocido como una de las figuras preponderantes del territorio en la lucha por la independencia.”- explica la especialista

El recinto es además un atractivo inmueble, representativo de la arquitectura doméstica del siglo XIX, donde Pedro Agustín Pérez vivió más de una década hasta su muerte en abril de 1914.

“Me marcho satisfecho porque he conocido parte de la historia de este gran mambí guantanamero al que solo había escuchado mencionar. N y considero que un museo es siempre una opción recreativa para no desechar en estos meses de verano.”- expresó Luis Laffita, uno de los jóvenes visitantes de la provincia de Santiago de Cuba.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 7 =