Por un Guantánamo más libre de humo (+ Video e Infografía)

Compartir...

Guantánamo. – Lo dicen en la radio, un spot en la tv… ahora el presentador de la Revista Buenos Días, con la que se amanece informado en Cuba, recuerda nuevamente: “cada 31 de mayo se celebra el Día Mundial contra el tabaquismo.”

La Organización Mundial de la Salud organiza esta jornada desde 1988, en la que se fomenta la abstinencia durante 24 horas y se convoca a eliminar esta adicción, que puede desencadenar numerosas complicaciones sanitarias y conlleva perjuicios ambientales.

En este 2017, las actividades se desarrollan bajo el lema “El tabaco, una amenaza para el desarrollo“. La campaña tiene entre sus objetivos demostrar que el tabaco compromete el desarrollo sostenible de todos los países, incluidos la salud y el bienestar económico de sus ciudadanos.

En Guantánamo, según informó Luis Armando Venereo, Jefe del Departamento de Promoción y Educación para la salud, en entrevista a CMKS, la tendencia de consumo de esta sustancia está en ascenso entre los adolescentes y jóvenes, quienes identifican el nocivo hábito de fumar como una forma de demostrar madurez o de integrarse en los grupos que los rodean.

En ocasiones, los padres o familiares son los que inician a los hijos en esta práctica, mandándolos a encender un cigarro y muchos lo hacen por imitación en diversos espacios.

“En Cuba, en cada uno de los sectores contamos con regulaciones referentes al consumo del tabaco, está prohibido fumar en alguna de las instituciones de salud de nuestro país. En este territorio contamos con 22 áreas de salud y en cada una de ellas se cuenta con el servicio de rehabilitación para el fumador. Tenemos especialistas que cuentan con diversidad de técnicas para eliminar paulatinamente esta adicción.

Sin embargo, hemos detectado en las evaluaciones realizadas, que el personal está acudiendo poco a las diversas consultas que se tienen en la provincia”, asegura Venereo.

El anuario estadístico de salud del 2017 expone que, entre las principales causas de defunción en Cuba, enfermedades crónicas de las vías respiratorias representan la sexta causa de muerte y por ese motivo fallecieron en ese año en la provincia poco más de 160 personas. Ello destaca la importancia de trabajar en función de la eliminación de este hábito que incide en los fumadores, tanto activos como pasivos.

 

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 2 =