Parque Humboldt: 15 años y más defendiendo el medio ambiente

Compartir...

Parque Humboldt: 15 años y más defendiendo el medio ambienteGuantánamo.- El Parque Nacional Alejandro de Humboldt (PNAH) celebra este año el aniversario 15 del otorgamiento de esa categoría de manejo por el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, lapso en que elevó su cubierta forestal de 78 a 85 por ciento, gracias al trabajo de ambientalistas.

 Rolando Villaverde, especialista a de la Unidad de Servicios Ambientales que lleva el nombre del científico alemán, declaró que en el realce de esas más de 70 mil hectáreas -vitrinas de gran biodiversidad y endemismo- intervinieron expertos, técnicos y guardaparques.

Subrayó que en este tiempo efectuaron labores de reforestación y regeneración natural, para rehabilitar los pocos espacios del PNAH degradados por la erosión y despoblación vegetal.

La mayor parte de su área, extendida por el Grupo Orográfico Nipe-Sagua-Baracoa, está hoy cubierta por bosques, solo con excepción de las superficies acuosas, vías de acceso, asomos rocosos, y zonas ocupadas por infraestructuras propias de las comunidades rurales.

Desde inicios del actual siglo, las acciones de conservación de sus ecosistemas son recogidas en planes, para ejecutarse en período de cinco años cada uno, y contentivos de cinco programas: el de protección, manejo sostenible de recursos, investigación y monitoreo, uso público, y administración.

Forman parte del quehacer la restauración de suelos, siembra directa y preparación de terrenos para la regeneración de plantas oriundas, mantenimiento de sistemas contra incendios, reducción gradual de especies invasoras de la flora y fauna, y la salvaguarda de las endémicas, en especial las que peligran de extinción.

También ha sido importante la rehabilitación de las fajas hidrorreguladoras, para proteger la amplia red fluvial en la cuenca del río Toa, una de las 10 priorizadas del país, con más de la tercera parte de su extensión amparadas dentro del Humboldt.

Pero la historia de este Parque Nacional, declarado Sitio de Patrimonio Mundial de la Naturaleza, comenzó mucho antes, cuando en 1960 surgieron las primeras reservas naturales creadas en el país por la Revolución.

Con esa categoría, en el macizo Sagua-Baracoa se atesoraron los parajes conocidos como Cupeyal del Norte, Jaguaní, Alto de Iberia y Yamanigüey, y a fines de la década del 80 se sumó Ojito de Agua, en condición de Refugio de Fauna, para proteger al Carpintero Real, en 1987 avistado allí por última vez en la Isla.

Una década después esas áreas se unieron para conformar el PNAH, el cual fue ratificado como tal, durante 2001, mediante el acuerdo 4262 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de Cuba.

Ahora, tres lustros más tarde, muchos son los resultados que sus trabajadores celebran en saludo al cinco de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, incluidos decenas de reconocimientos por la excepcional gestión preservadora, entre ellos el Premio Nacional de Medio Ambienten 2008, y el de Conservación de Patrimonio en 2011. 

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 8 =