Nicolás Guillén: dueño de unos versos donde todos los corazones laten juntos

Compartir...

Guantánamo.-  Revolución, eres una paloma que va volando de noche bajo la luna. En la soledad montuna, todos a una voz de mando, contigo pasan soñando, paloma que vas volando de noche bajo la luna. Estos versos pertenecen al poema Muchacha recién crecida de Nicolás Guillén, Poeta Nacional de Cuba, que falleció el 16 de julio de 1989.

Con la muerte de Guillén, se cerraba un importante capítulo de la lírica contemporánea Cuba. Fiel exponente de “lo cubano”, identidad expresada en “lo mestizo”, los versos de este afamado escritor, constituyen un paradigma permanente para todos los cubanos. Su obra toda, inspirada en el sol, la paloma, la muchacha de la sierra y el llano… son pura expresión del encargo del autor como hombre de su tiempo.

Cuando Nicolás tenía 15 años, su padre, que había luchado en las filas del Ejército Libertador, fue asesinado por sicarios del general Mario García Menocal.  Este fue el motivo por el que comenzó a trabajar como tipógrafo en una imprenta y por las noches, continuar sus estudios.

A los diecisiete años de edad, Nicolás se graduó de bachiller y posteriormente matricula Derecho en 1921, carrera que deja en el primer año y retorna a Camagüey. Sin embargo, le valieron oficios como tipógrafo, empleado, reportero de prensa, entre otros, para ganarse la vida.

Regresa a La Habana en 1926 y cuatro años después, publica su primer libro:  “Motivos de son”, poema dotado de una rítmica mezcla y con una visión de la gracia, el color y la vida explotada del negro cubano, una verdadera revolución dentro de la poesía. Con su obra, comienza a introducirse en el país, el tema de la poesía negra y toma el folclor nacional para darle una dimensión universal.

Debido a sus ideas revolucionarias estuvo en el exilio durante los últimos años de la dictadura batistiana y regresó a Cuba tras el triunfo rebelde de 1959. Se incorporó al Partido Comunista y devino en de sus fundadores e impulsor en la edificación del socialismo. Fue además el primer presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Durante toda su vida Nicolás Guillén, ofrece todos sus esfuerzos a la lucha por la libertad, la justicia y la igualdad. Su obra rebasa las fronteras sociales y los ámbitos del continente y esta es la razón por la cual fue condecorado con la orden José Martí, la más alta de su tipo del Estado cubano y el Premio Nacional de Literatura 1983. Años antes, el pueblo cubano le había otorgado el título de Poeta Nacional.

Su extensa obra ha sido traducida a numerosos idiomas. Perseverante artista de la palabra, este hombre de letras, se erigió desde el Periodismo hasta la poesía. Entre sus principales publicaciones están: “ El son entero” , “ La paloma de vuelo popular”,  “ Tengo”, “ La rueda dentada”, “  Sóngorocosongo”, “ El son entero”, “ West Indies Ltd”, “ Cantos para soldados y sones para turistas “, “ El diario que a diario”,  entre otras.

La  poesía de Nicolás Guillén, es fiel reflejo de un contexto social y sentimental que va de la mano con la historia. Por ello, cuando hablamos de cultura cubana hay que tomar en cuenta la fusión de los elementos hispanos y africanos que encontramos en sus versos llenos de música y ritmo, denuncia y grito, risa y lamento, unos versos donde todos los corazones laten juntos.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + trece =