Muertes en el Mediterráneo exigen respuesta colectiva, ONU

Compartir...

Muertes en el Mediterráneo exigen respuesta colectiva, ONU Guantánamo (Redacción Solvisión).- Un informe de Naciones Unidas afirma que en los primeros 120 días de 2015 al menos mil 800 migrantes murieron ahogados en su intento de llegar a Europa a través del Mediterráneo, lo cual demanda respuestas colectivas centradas en salvar vidas.

 

El representante de la ONU para la Migración Internacional, Peter Sutherland, consideró un fracaso moral la muerte de tantos seres humanos, al intervenir en una sesión del Consejo de Seguridad dedicada a la cooperación con organizaciones regionales y subregionales.

Se trata primero que todo de evitar pérdidas humanas, refugiados que corren grandes riesgos y sufren abusos en el mar, en los países de tránsito o en sus lugares de origen, ya sea por conflictos, desastres naturales u otras causas, señaló.

Aunque la crisis en el mar Mediterráneo lleva tiempo, en los últimos meses escaló por la gran cantidad de decesos, con un caso en abril que cobró la vida de 900 personas, escenario en buena medida atribuido a la falta de operaciones efectivas de rescate y salvamento por gobierno europeos en la zona.

Sutherland recordó en el órgano de 15 miembros las crisis armadas presentes en estados de África y Asia, que disparan los desplazamientos y la migración ilegal.

Para el experto, la respuesta debe ser integral, desde las acciones de rescate en el Mediterráneo hasta el combate a los contrabandistas, pasando por una mayor solidaridad con los países golpeados por conflictos y esfuerzos para ponerles fin.

En el foro del órgano de 15 miembros también intervinieron representantes de la Unión Europea (UE) y la Unión Africana, en un debate considerado aquí útil de cara a la reunión prevista esta semana por la Comisión Europea para aprobar una agenda migratoria.

La sesión observó con preocupación que de mantenerse el ritmo de seres humanos muertos en el Mediterráneo, para el otoño pudieran llegar a la escalofriante cifra de entre 10 mil y 20 mil.

Una buena parte de los migrantes ilegales huyen de la violencia en Siria, mientras muchos otros lo hacen de la inestabilidad y las penurias humanitarias en Somalia, Eritrea y Afganistán.

Recientemente, la UE decidió triplicar los recursos para las operaciones de búsqueda y rescate en alta mar, pero su visión del fenómeno recibió fuertes críticas, por centrarse más en la seguridad y la represión que en el ser humano.

Diversas voces, como la de Sutherland, abogaron por una mayor cooperación entre Europa y África para lidiar con el problema, incluyendo el enfrentamiento al tráfico humano.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 4 =