“Mis hijos, una bendición”

Compartir...

Doctora guantanameraGuantánamo.- A María Teresa Mozo Urgelles la conozco desde los tiempos del Preuniversitario, en el Instituto Vocacional en Ciencias Exactas José Marcelino Maceo Grajales de Guantánamo, cuando los sueños eran más osados, quizás, pero con esa nostalgia de siempre quererlos tener de vuelta, o mejor todavía, con la esperanza de no perderlos porque dejaríamos de ser nosotros mismos.

Corrió algo el tiempo y ya Tere, como la reconocen sus amigos, vecinos y compañeros de labores, es una avezada enfermera con más de dos décadas de experiencia en su especialidad, y que ahora mismo, cuando se celebra el Día de las Madres por esta caribeña isla, desanda los caminos del internacionalismo en la hermana nación de Guatemala; motivo por el que Solvisión la entrevista vía internet.

P: ¿Cómo logras sortear la distancia en este día, cuando toda madre desea estar junto a sus hijos?

E: “El deber me ha tendido trampas, no es la primera vez que estoy alejada de mis reyecillos Danyer Alejandro y Xabelis Lianet para esta fecha. Estuve en Haití cuando la epidemia de cólera, en Sierra Leona cuando comenzó el brote de Ébola y ahora en Guatemala, hace ya 1 año y 6 meses.

Es muy difícil. Una como profesional de la Salud al dar este paso al frente de convertirse en internacionalista pierde etapas de la vida de sus hijos que son irrecuperables, pero también te fortaleces como persona, como profesional, y sobre todo te enorgulleces al saber que vas dejando historias inolvidables por cada rinconcito de cada lugar por el que vas pasando.

La distancia la sorteo estudiando, trabajand­o, compartiendo con mis compañeros, tantos cubanos como guatemaltecos, aporta­ndo mi granito de arena y aprendiendo de este país su cultura, su etnia, sus dialectos.

En este día tan especial espero escuchar la voz de mis familiares más queridos, porque todo lo que soy se los debo a ellos. A mi querida madre, a mi esposo, a mis suegros y a mis hijos. A estos últimos los imagino de memoria, sorprendiendo a sus abuelas.”

P: Conozco que te desempeñas como enfermera en los servicios de la Neonatologíoa del Hospital provincial General Docente, Doctor Agostinho Neto, de Guantánamo. ¿A qué dedicas por estos lares?

E: “Vivo en Mazatenango en la colonia San Andrés. Trabajo en el Centro de Atención Permanente (CAP) de Cuyotenango. Me dedico a atender el programa de Doctora guantanameraDesnutrición de este municipio de Cuyotenango pero realizó otras funciones como consultas de adultos, curaciones, suturas, vacunación, planificación familiar, atención a embarazas y a neonatos, visitas domiciliarias a comunidades y al Programa­ de Desparasitación por las escuelas.

Me vas a ver en la escuela de la localidad de Parroquia dando charlas a los niños; a veces vacunando en la comunidad Chacalte 2, o tal vez en Guachipilin 1, Concepción la Ceiba, La Franja, en Candelaria, Santa Teresa o Delirio Ican. Siempre estoy presente y dispuesta a colaborar donde sea necesaria y se me necesite.”

P: ¿Resulta complejo el intercambio con la población guatemalteca?

E: “Nuestra presencia acá en Guatemala es admirada, reconocida, nos aprecian mucho. Desean que la colaboración cubana perdure por muchos años en su país. Nos hemos ganado el cariño de la gente más humilde porque vinimos a aquí aprestar nuestros servicios de Salud y lo hacemos con mucha entrega.  

Para los colaboradores cubanos ningún ser humano nos he ajeno. Cada vez que veo a los niños no puedo dejar de comparar en mi mente esta realidad tan diferente a la de nuestra Cuba. En cada uno de ellos veo a Danyer y Xabelis, mis pequeños, a esos que en este Día de las Madres no puedo sacar de mi mente.”

P: ¿Cuáles son las enfermedades que más abundan en la zona en que trabajas?

E: “Existen muchas enfermedades: Sika, Chicungunya, Malaria, Fiebre Tifoidea, Rabia;  las afecciones respiratorias y las Infecciones de Transmisión Sexual. La mortalidad es bastante controlada, y eso habla que nuestra colaboración con el paso de los años que lleva en este país ha sabido brindar y aportar su granito de arena.

Los indicadores de salud han mejorado y confiamos que con el trabajo que estamos llevando, nuestros médicos guatemaltecos y cubanos, serán aún mucho mejor.
No importa de dónde eres, lo importante es lo que puedas aportar, desde el lugar donde estés.”

P: ¿Qué les dirías a tus hijos en este día?

E: “En este día se tiene demasiado nostalgia de la familia, en especial de los hijos. A pesar de la distancia están conmigo, a mi lado, siempre los llevo conmigo. Los adoro y los amo.

Les diría que sean niños muy buenos con su papá y abuelos, que estudien mucho y se hagan un hombrecito y mujercita de bien, que su mamá los besa y abraza como el primer día, que se cuiden y que no se olviden que ellos son mi bendición.”

P: Gracias por el tiempo que nos ha dedicado y muchas felicidades en este día tan bello para todas las madres cubanas.

E: “Gracias por la oportunidad que me ofreces como periodista, y gracias a ti Idolkis, y a los amigos que como tú me dan ánimo y aliento para seguir adelante; y muchas felicidades a las madres, en especial a mis compañeras de trabajo del Hospital General Docente del servicio de Neonatología, en nuestro querido Guantánamo.

 

 

 

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 17 =