Matthew: dos veces el Sandy

Compartir...

Mathew; un Sandy dos veces...Guantánamo.- El intenso huracán Matthew azota el extremo occidental de Haití con vientos huracanados y lluvias muy intensas. En las últimas horas se han registrado vientos huracanados sostenidos de hasta 140 kilómetros por hora. A las nueve de la mañana su centro fue estimado, según el radar de la Gran Piedra, en los 18.5  grados de latitud norte y los 74.2  grados de longitud oeste, posición que lo sitúa a unos 188 kilómetros al sur-sudeste de Guantánamo.

Así aparece, en el aviso de ciclón tropical número 26 emitido por el Centro de Pronóstico, para la información de la población este martes 4 de octubre. Parte en el que se precisa que Matthew mantiene un rumbo próximo al norte, con una velocidad de traslación de 15 kilómetros por hora, una presión central de de 934 hectopascal e igual intensidad con rachas de viento superiores a los 230 kilómetros por hora que lo califica como un gran huracán categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson.

Matthew mantendrá su rumbo lo que inevitablemente lo hará tocar, en alrededor de 22 horas, por algún punto de la geografía guantanamera, ya sea en los municipios de San Antonio del Sur, Imías o Maisí.

La idea más clara del peligro que estaremos enfrentando fue expresada, ayer, en reunión del Consejo de Defensa provincial en Guantánamo, por Carlos Román González, Director del Centro de Pronóstico del Alto Oriente cuando expresó “Matthew es un huracán como el devastador Sandy, pero dos veces mayor”.

 En los momentos en que se escriben estas líneas ya hay penetraciones del mar por las costas del municipio Baracoa. Los vientos con fuerza de tormenta tropical inician y se multiplicarán mientras avance  la tarde y aparecerán las sostenidas lluvias con registros entre 200 y 300 milímetros.

El huracán nos golpeará y nos golpeará muy duro, por eso cualquier medida que se tome de resguardo para, en primer lugar preservar las vidas humanas, y luego los recursos personales y del Estado es poca. Sin pánico y con calma enfrentaremos al huracán y sus secuelas, pero hay que tener la verdadera percepción de riesgo. Baste recordar las cuantiosas afectaciones que en el 2012 nos trajo el golpe del huracán Sandy, y como quedó devastada la hermana provincia de Santiago de Cuba.    

“Matthew es un huracán como Sandy pero dos veces mayor”.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =