Martín: su historia, la nuestra, la de Cuba

Compartir...

Guantánamo.- Pasaban las tres de la tarde cuando irrumpimos en la oficina de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de la Casa de Altos estudios de Guantánamo. Nadie se avizoraba en el pasillo pero allí estaba Martín Frómeta, quein estudiaba para la prueba final de Historia de Cuba en su tercer año de la carrera de Marxismo Leninismo e Historia.

 No pude resistir la tentación de interrogarle sobre sus estudios al presidente de la FEU en su universidad y quien desde 2012 es reconocido por su loable desempeño. “Me siento bastante confiado gracias a un claustro de profesores que nos han preparado excelentemente durante todo el curso”- me dijo antes de cerrar sus libros para atendernos.

“Cuando comencé en esta tarea tuve la oportunidad de participar en el 8vo congreso de la organización que marcó un hito porque los jóvenes universitarios nos dimos a la tarea de reformular en pensamientos a nuestra sociedad. Hasta la fecha el trabajo ha sido intenso porque materializar los acuerdos de aquel importante no puede exigir menos de nosotros, así que los retos son cada vez mayores pero también los compromisos.

” Ahora la Universidad de Guantánamo se inserta en un proceso de integración donde hemos tenido que integrar tres secretariados de la FEU en uno solo, montando proyectos diferentes para que todos los estudiantes se sientan representados, creo que ahí comenzó mi más fuerte labor de conocer e intercambiar con todas las carreras, y de alimentarme de las visiones de sus estudiantes para devolverlas en beneficios comunes”- explica Martin y mientras lo hace veo como su rostro se emociona emanado de él un gran sentido de pertenencia:

“En la etapa evaluada la FEU ha funcionado estable, desde la base que es el principal eslabón de esta cadena, hoy pueden verse muchos proyectos con gran impacto en la comunidad, desarrollados por estudiantes. La universidad tiene un reconocimiento a nivel nacional y en parte ha sido por sus estudiantes, estamos hablando de estudiantes con fuerte vinculación científica y eso dice mucho de la integración estudiantil”.

Pero la labor de Martín no culmina ahí porque este guantanamero, joven comunista desde 9no grado, es ahora uno de los 23 representantes del territorio en el Décimo congreso de la UJC previsto a desarrollarse próximamente: Este será un congreso histórico, no solo por las razones que nos asisten sino porque nuestra organización ha evolucionado mucho, aboga por ser inclusiva por representar a todos no solo a su membresía y porque llevará a este magna cita problemas reales con soluciones desde la visión de los jóvenes cubanos, tendremos la responsabilidad de hacer valoraciones sobre las transformaciones actuales. Espero que con este congreso se inyecte más juventud y optimismo a nuestra juventud que siempre ha demostrado dar el primer paso”.

Esta frase sobra para culminar nuestra conversación. Al partir me voy confiada porque un joven Martín Frómeta, no puede salir mal en la prueba que más conoce, porque hace todos los días, su historia, la nuestra, la de Cuba.

 

 

 

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − cinco =