Luis Abinader, la opción del cambio en República Dominicana

Compartir...

ELuis Abinader, la opción del cambio en República Dominicanal candidato a la presidencia por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, se presenta como la opción del cambio para las elecciones del 15 de mayo en República Dominicana.

El político y empresario dominicano de ancestros libaneses nació el 12 de julio de 1967 en esta capital, estudió el bachillerato en el Colegio Loyola y se licenció de Economía en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo.

También ha realizado estudios de postgrado en el Instituto Arthur D. Little de Cambridge, Massachusetts; la Universidad de Harvard y el Dartmouth College, en Nuevo Hampshire.

Ha desarrollado una exitosa carrera empresarial y es Presidente Ejecutivo del Grupo ABICOR, que ha desarrollado y operado en el país importantes proyectos turísticos.

Este grupo familiar dirigió el proyecto empresarial de lo que es hoy la empresa Cementos Santo Domingo, de la cual es Vicepresidente, y es miembro del Consejo de Directores de la Asociación Nacional de Hoteles.

Fue candidato a la vicepresidencia de la República en las elecciones de mayo de 2012 por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y en el 2005 precandidato a senador por Santo Domingo.

En el año 2014 fue proclamado candidato presidencial del Partido Humanista Dominicano y en abril de 2015 resultó escogido como candidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Es el único de los candidatos presidenciales del 2016 que no nació durante la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) y de llegar al poder, sería el primer mandatario dominicano que no vivió aquella etapa.

Encabeza la Coalición “Convergencia por un Mejor País” integrada por más de 10 partidos, algunos de izquierda como el Frente Amplio, y otros tradicionales como el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

En una reunión con el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) valoró las consecuencias que tienen para el país el endeudamiento externo y el excesivo gasto actual y propone convertir la economía en exportadora.

Se comprometió ante el empresariado a racionalizar el gasto público y reorientar partidas presupuestarias a sectores de vital importancia como la seguridad ciudadana, en la que involucra a la reforma a la Policía Nacional.

También ha prometido un mayor presupuesto para la Salud Pública y reorientar la Educación para destinar más recursos a la calidad de ese servicio vital para el desarrollo.

Además propone promover una reforma tributaria enmarcada en el desarrollo que en muchos casos disminuya las tasas impositivas, y considera importante mejorar el transporte de pasajeros y liberalizar el de carga.

Entiende que el país necesita concretar un pacto eléctrico para resolver de manera definitiva los problemas de generación, transmisión y distribución de energía y la rebaja de esos precios y eliminación de subsidios.

El 1 de Mayo firmó un acuerdo con líderes sindicales donde se comprometió a mejorar sustancialmente desde el Gobierno las condiciones de vida de los trabajadores.

Propone un sueldo mínimo nacional equivalente a 500 dólares, aumento salarial para empleados públicos en una escala en función de los cargos y categorías de los puestos, e incremento de salario para militares y policías.

Además promete revisar todas las pensiones, para adecuarlas al costo de la vida y a la necesidad de protección del Estado, y plantea una reforma sustancial a la Ley 87-01 del Sistema Nacional de la Seguridad Social.

En ese sentido prioriza fortalecer las prestaciones de servicios, aumentar de cobertura de tratamiento a enfermedades catastróficas y en medicamentos ambulatorios, y mejorar pensiones y jubilaciones.

En su pacto con los trabajadores, establece además el compromiso de preservar el Instituto Dominicano de Seguros Sociales, fortaleciendo su institucionalidad y manteniendo su carácter tripartito.

Asimismo quiere respaldar el sistema de salud pública asegurando una inversión gradual hasta un cinco por ciento del Producto Interno Bruto para garantizar la dotación de un modelo de salud preventivo y curativo.

Promete promover la generación de empleos dignos en el sector público, relanzar la industria nacional y garantizar inserción a la juventud e igualdad a las mujeres en el mercado laboral.

Se propone eliminar las formas del trabajo infantil, enfrentar la corrupción, la inseguridad ciudadana y la delincuencia, defender el medio ambiente, promover el deporte y construir viviendas para trabajadores.

Abinader es el más cercano contendiente del oficialismo y las encuestas más divulgadas le han otorgado una intención de voto menor a 30 puntos lo que le valió que los bromistas le llamen “febrero” .

Pero ocurre que un sondeo al que no se le ha dado promoción, realizado la semana última por la Firma peruana CIT-Opinión y Mercado, establece que habrá una segunda vuelta en las próximas elecciones.

Ese muestreo adjudica el 49.4 por ciento a Danilo Medina, candidato a la reelección por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), así como 43,1 por ciento a Abinader y eso sería segunda vuelta.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + dieciocho =