Llaman a la disciplina y la vigilancia ante casos positivos a la COVID-19 en Guantánamo

Compartir...

Por: Yamilka Alvarez Ramos, de la ACN

Guantánamo.- Ante la confirmación de dos casos importados en Guantánamo , positivos a la COVID-19, el grupo temporal provincial para el enfrentamiento y control del nuevo coronavirus, llamó en su reunión de este jueves al reforzamiento de la vigilancia, el cumplimiento de los protocolos sanitarios establecidos y la responsabilidad individual, familiar, del personal de salud pública, y de todos los actores de la comunidad.

Según se informó en la reunión, de los enfermos con el SARS-CoV-2 al cierre de este 26 de noviembre en el territorio más oriental de Cuba, uno pertenece al municipio de Caimanera, llegó desde Kingston, Jamaica y se le contabilizan 65 contactos.

El otro caso, de la ciudad de Guantánamo, arribó desde los Estados Unidos, y reporta siete contactos directos, tres de la vivienda y cuatro extradomiciliarios. Ambos pacientes son atendidos en la vecina ciudad de Santiago de Cuba.

Ante esta situación, se determinó el cierre del cuadrante de la calle Beneficencia entre ocho y nueve sur, en la capital provincial, el cual abarca 47 viviendas y una población de 129 habitantes, donde se aplica la desinfección y las medidas sanitarias pertinentes, se realiza el levantamiento de los riesgos medioambientales, y se garantizan los servicios vitales.

En Caimanera, como parte del control de foco, se delimitó el área de los Consejos Populares Norte y Sur de la cabecera municipal, la cual comprende 46 manzanas, con un universo de seis mil 495 habitantes y dos mil 702 viviendas y se estableció el aislamiento domiciliario para la población del área.

Se precisó que también se suspendieron las clases en ocho centros educacionales, cerraron la sucursal bancaria y los centros públicos, y las autoridades trabajan igualmente para garantizar los servicios básicos indispensables a la población, recalcó Emilio Matos Mosqueda, Gobernador de la provincia.

Entre las medidas implementadas para el control de esa situación sanitaria, sobresalen la limitación de entrada y salida al municipio de Caimanera, la suspensión de los viajes de los ómnibus, el tren y la lancha, así como también el transporte escolar que traslada a los profesores que residen en la ciudad de Guantánamo.

En el grupo de trabajo se aprobó igualmente reforzar la vigilancia epidemiológica en los puntos de entrada a la provincia de Sabaneta, en el municipio de El Salvador y de Santa María, en Baracoa, puesto que se reporta un caso positivo de la COVID-19 en Sagua de Tánamo, Holguín.

El miembro del Comité Central del Partido y primer secretario en Guantánamo, Rafael Pérez Fernández, insistió nuevamente en la disciplina de las personas que llegan, a los cuales se les debe exigir y controlar, al igual que a la familia, para que cumplan con el aislamiento en la vivienda, usen dentro de esta los medios de protección como el nasobuco y se apliquen las medidas higiénicas establecidas.

Recalcó que debe elevarse el rigor en el seguimiento a los viajeros, principal fuente de infección del virus hoy en el país, no pueden salir de sus casas hasta que los dos PCR establecidos sean negativos, no pueden celebrar fiestas ni recibir visitas y al que viole, debe aplicársele la ley, dijo.

Instó a la comunidad a ser partícipe del orden y al sector de salud pública a cumplir estrictamente los protocolos en la realización de las pruebas en el tiempo previsto, para evitar mayores complicaciones en una provincia que transcurre en la etapa de la nueva normalidad, después de casi seis meses sin nuevos casos de la COVID-19.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − dos =