Ligera mejora en estado de los embalses en Guantánamo

Compartir...

Embalses en GuantánamoGuantánamo (Redacción Solvisión) Las lluvias reportadas en los últimos dos meses en esta provincia, aunque por debajo de la media histórica, posibilitaron una mejora ligera de los embalses, los cuales acumulan hoy en su conjunto 160 millones de metros cúbicos (m³), equivalentes al 46,2 % de su capacidad.

La gran beneficiada por las precipitaciones de septiembre y octubre fue la presa Faustino Pérez, que en agosto último solo almacenaba 3,6 millones de m³ y ahora prácticamente está al tope de su capacidad, ascendente a 26 millones.

La recuperación de ese embalse tiene gran importancia para la ciudad de Guantánamo, pues de él recibe agua alrededor del 70 % de los habitantes de esta populosa urbe. El resto de la población se beneficia de los bombeos Guanta y Bano.

En estos momentos la Faustino Pérez además trasvasa el líquido a la presa La Clotilde, ubicada en las inmediaciones del poblado de Jamaica y también comprometida con el abasto a la ciudad de Guantánamo.

Del resto de las principales presas de la provincia La Yaya está al 35 % de su potencial (56 millones de m³ de 160 posibles), Jaibo al 53 (64 de 120), Los Asientos al 43,5 (7,6 de 17,5) y Pozo Azul al 21,3 (3,1 de 14,8).

El bajo llenado de esos embalses, junto al ad­venimiento del periodo seco, devela por sí solo la necesidad de emplear el agua lo más ra­cionalmente posible, de ahorrarla en los hogares, las industrias, la agricultura, los centros de educación y salud y por cuantos hagan uso del vital líquido.

Las lluvias del pasado bimestre no de­ben conducir a pensar que hemos salido de la se­quía. Solo ha mejorado levemente el volumen embalsado, comentó a Granma Juan Car­los González Dalmau, subdelegado ad­junto de Recursos Hidráulicos en el territorio.

Expresó que ante el previsible descenso de las precipitaciones continúan las medidas de mitigación de la sequía, con la ejecución de varias acciones, entre ellas la rehabilitación de la conductora que va desde la presa La Clotilde hasta la zona industrial del noroeste de la ciudad, y la terminación del tramo que resta de un conducto entre la planta potabilizadora Guaso hasta la intercepción de las calles Martí y 13 Norte, con el cual se eliminan pérdidas considerables de agua por deterioro de la vieja tubería.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + diecisiete =