Las primeras palabras de Fidel en Guantánamo

Compartir...

Las primeras palabras de Fidel en Guantánamo

Guantánamo. – Contaba emocionado el ya fallecido Comandante Rebelde Demetrio Monseny “Villa” que aquel 3 de febrero de 1959 el sol parecía estar más resplandeciente que nunca, mucho calor hacía, y mucha también era la emoción de los que se encontraban en el antiguo aeropuerto de Los Caños, ubicado a varios kilómetros de la ciudad. A media mañana un avión de la fuerza aérea revolucionaria trae consigo al Comandante en Jefe, vencedor de la Sierra.

Fidel llega por vez primera a Guantánamo, una tierra de la que conoce su historia y rica tradición de luchas de sus hombres y mujeres, en su aporte a las guerras de independencia y a la liberación nacional. Tras su arribo, el pueblo secunda a los barbudos durante todo el trayecto desde el aeropuerto hasta el céntrico parque José Martí.

Allí se realiza el recibimiento oficial, y luego se trasladan hasta la esquina de las calles Los Maceo y Bernabé Varona, frente a la antigua escuela de comercio, donde el líder revolucionario habla a los guantanameros y las guantanameras.

En su discurso, Fidel habla de la trascendencia del triunfo revolucionario de enero “…Esta Revolución ha significado en primer lugar no solo que el pueblo es libre, no solo que se acabó el crimen, no solo que se acabaron los atropellos, las torturas, los golpes, las humillaciones que constantemente estaba sufriendo cualquier ciudadano, sino que el pueblo ha llegado al poder, que ustedes han llegado al poder, y que los hombres que hoy estamos en el poder no nos parecemos absolutamente en nada a los hombres que han estado siempre en el poder, bien bajo una dictadura e incluso bajo gobiernos constitucionales…”

En otro momento de su intervención, el Comandante en Jefe enfatiza en las ya visibles contradicciones entre la Revolución triunfante y el gobierno de los Estados Unidos que ve en peligro sus intereses monopolistas en la Isla, y con firmeza expresa la voluntad popular de defender lo conquistado.

“…Si el país tiene que defenderse algún día, todo el mundo tiene que combatir aquí, y así no habrá dictadura nunca, porque a un pueblo bien instruido, un pueblo preparado, un pueblo que sabe defenderse, no hay quien le imponga una dictadura por ningún concepto.  Y eso es lo que nosotros queremos: preparar al pueblo, ¡preparar al pueblo para que nunca más nuestra patria tenga que pasar por un sistema retrógrado como el que hemos tenido!”.

59 años después de la primera visita de Fidel a la singular e histórica tierra del Alto Oriente Cubano, los guantanameros y las guantanameras de varias generaciones, reafirman ser por siempre fieles a su legado.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 18 =