La Virgen de la Caridad y su presencia en la literatura criolla

La Virgen de la Caridad y su presencia en la literatura criolla

Compartir...

Por: José Ignacio Amador Brú, Amanda Beatriz Libera López, Ramón Matos Méndez y Bridget Otamendy (Estudiantes de Periodismo)

Guantánamo.- La importancia de la Virgen de la Caridad en la historia de Cuba, viene desde los mismos cimientos de las luchas del pueblo cubano por lograr la independencia ante la Metrópoli. La presencia de la Santa Patrona en nuestras gestas, como refugio espiritual y fuente de esperanza para el pueblo cubano, fue reflejado en las décimas y literatura de la época, siendo los mambises sus más ilustres devotos.

La Virgen María en los orígenes de la literatura cubana (+ Fotos)

En este escenario, la figura de José Martí, como precursor del modernismo en Latinoamérica, tuvo en la virgen, mucho más que una fuente de inspiración. La trascendencia que, para nuestro apóstol, generó la imagen de la Madre de Cristo, se puede apreciar a través de su legado literario. La poesía “Muerto” publicada en la Revista Universal de México, en el año 1875, revela a través de un trato íntimo y cuidadoso, la sensibilidad propia de quién habla con una madre.

                                                                      ¡Oh mi madre, mi María!

                                                               Porque hubieran tus labios mi boca

                                                               El beso postrimer, y la sombría

                                                               Existencia fatal que el polvo invoca

                                                               No sintiese el horror de tu agonía,

                                                               ¡Oh, madre! Aquí en la Tierra,

                                                               En la cárcel imbécil que me encierra,

                                                               ¡Devorando mis miembros viviría!

                                                               Un leño se cruzó con otro leño;

                                                               Un cadáver-Jesús-hundió la arcilla.

                                                               Y al resplandor espléndido de un sueño,

                                                               Cayó en la tierra del mundo la rodilla.

En estos versos profundos se lee un ideario ético asumido, y una comprensión superior del significado mesiánico de Jesús, la evocación mariana es necesaria para Martí que conoce el holocausto interior de una madre que ve padecer al hijo.

De igual modo grandes próceres de nuestra Patria como Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo, Jesús Rabí, e  innumerables miembros del Ejército Libertador que pertenecen a esta generación, tuvieron un lugar especial en sus corazones e indumentaria para la ¨Virgencita del Cobre¨ .

De ahí se desprende la importancia de los decimarios generados durante los períodos bélicos independentistas del siglo XIX, pues constituyen un reflejo de esa veneración que fortaleció la espiritualidad de los que luchaban contra España. Existen los Decimarios de la Guerra de los Diez Años y de la Guerra del 95, en ambos se descubre el sentir popular, expresado en estrofas que enfocan distintos modos de apreciar la realidad del momento.

Virgen de la Caridad del Cobre

Una estrofa muy cubana elaborada durante la Guerra de los Diez Años decía:

                                                        Virgen de la Caridad,

                                                        Patrona de los cubanos,

                                                        Con el machete en la mano

                                                        Pedimos la libertad.

Se conoce que previo a la expedición de Martí y Gómez, en la casa de este último en Montecristi, se cantaban décimas en guateque acogedor, en el que participaban el Generalísimo y el Apóstol. Dichas memorias que llegan a nuestros días, establecen el hermoso vínculo de los patriotas cubanos con la Santa Madre. Una conexión invisible, que dotó a los primeros sueños independentistas en Cuba de fe y esperanza.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =