La prevención situación epidemiológica en municipios guantanameros afectados por Matthew

Compartir...

La prevención situación epidemiológica en municipios guantanameros afectados por Matthew Guantánamo.- A poco más de un mes del paso del huracán Matthew por los municipios del este de Guantánamo: Maisí, Baracoa, San Antonio del Sur e Imías, la balanza de la prevención y vigilancia epidemiológica exhibe estabilidad en todos sus indicadores.

La agilidad en la intervención de los territorios afectados, mediante grupos multidisciplinarios de la esfera de la Salud, junto a la receptividad mostrada por la población en cuanto al cumplimiento de las medidas orientadas por el personal especializado, devino premisa para alcanzar los resultados que hoy se exhiben; ello sin reconocer los esfuerzos mancomunados de los diferentes Organismos de la Administración Central del Estado, locales y del resto del país.

A pesar de los incalculables escombros dejados por la furia de los vientos y lluvias del evento meteorológico, y este último parámetro resultar recurrente todavía en territorios tan afectados como Baracoa y Maisí, no se registran brotes diarreicos, respiratorios, ni tampoco febriles que apunten a la permanencia de transmisión de dolencias como dengue, zika, chicungunya o fiebre amarilla, por mosquitos del género Aedes.

Según autoridades sanitarias en la provincia más oriental, los casos  de fiebre y diarrea que se reportan en las localidades impactadas por el huracán son esporádicos y no guardan relación con alguna enfermedad infecciosa; índices dentro los niveles normales para la actual etapa del año.  

La intensificación de acciones dirigidas al trabajo de promoción de Salud que identificó desde el mismo inicio de la fase recuperativa tres líneas fundamentales: el mantenimiento de la calidad del agua a consumir, a través de tratamiento con hipoclorito de sodio al 1% y la realización de la pesquisa activa por el Grupo Básico de Trabajo en todas las áreas de Salud y del focal y autofocal; trascendió como el ABC de una estrategia que ganó tiempo a las complejas condiciones medioambientales dejadas por Matthew.

Esta vez, la percepción de riesgo se mantuvo a la altura del momento, la intersectorialidad ocupó un papel decisivo, y la sistematicidad acuñó los modos de actuación de todas las fuerzas involucradas. Precisamente, ahora, ella debe seguir caracterizando el panorama recuperativo en la esfera médica, que va retomando la normalidad con la incorporación de las diferentes estructuras.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =