La FAMA

Compartir...

Escultura femenina que corona la cúpula peraltada del Palacio Salcines (una de las Siete Maravillas de la Arquitectura guantanamera), antiguamente concebido como casa de familia para el ingeniero José Leticio Salcines a quien se le reconoce el mérito de soñar con esta majestuosa escultura que desde el año 1992 es símbolo de la ciudad de Guantánamo.

En la mitología Griega, la FAMA es la mensajera de Zeus, la que propaga por el mundo las buenas y malas noticias, los hechos grandiosos. La Fama guantanamera, fue realizada especialmente para el Palacio Salcines, por Américo J. Chini, escultor italiano radicado en la Habana y traído a Guantánamo para ese fin.

Como escultura no es significativa solo por su ubicación, sino también por los valores que agrega al entramado urbano de la ciudad, donde se rodea de diversas formas y estilos que van desde el Clasicismo al Neoclasicismo y el Barroco, un ambiente estrictamente ecléctico donde hace galas de su exigente gusto.

 

A tan majestuosa obra dedicó Regino Eladio Boti, poeta guantanamero los siguientes versos:

“Creada a golpe de sincel
en la propia eminencia y bajo el sol
vuelas sin tener alas, porque
aunque terrena eres ideal
grácil, ingrávida, serena
tu helénica curítmia redime
de venal mercantilismo pregonando su gesta
a mi aldea natal”.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =