La eternidad de la grandeza (+ Video)

Compartir...

Hugo Chávez: la grandeza de lo eternoGuantánamo. – Hugo Chávez cumpliría hoy 63 años, cuando nació en su Sabaneta de Barinas nadie imaginaba que aquel niño se convertiría en el hombre cuya estatura fue creciendo a lo largo de su vida dedicada a su Patria, la de Bolívar, la de los venezolanos.

Tuvo una infancia precaria junto a sus cinco hermanos, sus padres y la abuela que lo enseñó a leer y escribir y le sembró la semilla por el conocimiento y amor por de la historia de su país, el que amó intensamente.

Comenzó su formación militar en la Academia de donde se graduó con el grado de subteniente de Artillería, especializado en Ciencias y Artes Militares, en la rama de Ingeniería, mención terrestre.

Sus ideales de justicia lo llevaron a liderar un movimiento revolucionario que lo llevó a la cárcel en 1992. Seis años más tarde ganó las elecciones presidenciales y en sus 14 años de gobierno llevó a cabo un proceso de profundas reformas sociales. Contó con el apoyo de su pueblo en casi dos decenas de procesos electorales.

Libró un sinfín de batallas, la última contra el cáncer, la perdió en 2013 dejando una huella de profundo dolor en su país y en su otra patria, Latinoamérica donde también dejó su impronta en disímiles obras de solidaridad y proyectos de unidad como el ALBA.

Dejó al mundo su legado de revolucionario íntegro, su carisma de gente humilde, de llanero, de vendedor de dulces, su verbo encendido y su candidez humana.

Para Cuba fue otro hijo, el mejor amigo como lo calificara otro hombre eterno: Fidel Castro, quien al conocer de su fallecimiento aquel 11 de marzo expresó: “Ni siquiera él mismo sospechaba cuán grande era. Nos cabe el honor de haber compartido con el líder bolivariano los mismos ideales de justicia social y de apoyo a los explotados. Los pobres son los pobres en cualquier parte del mundo”.



Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =