Julio César volvió a mostrar su máxima calidad pugilística

Compartir...

Julio César volvió a mostrar su máxima calidad pugilísticaGuantánamo (Redacción Solvisión).- Una vez más el campeón mundial de los 81 kilogramos, el camagüeyano Julio César la Cruz, mostró su calidad pugilística en su primera presentación en el ring en la edición 54 del Torneo Nacional de Boxeo Playa Girón, que concluirá este sábado en la ciudad de Camagüey.

 

Número uno en el ranking universal y merecedor del título de Mejor Atleta de la Asociación Internacional de Boxeo Amateurs (AIBA), La Cruz enseñó en el enfrentamiento de cuartos de final con el artemiseño Yuleisis Casanova encontrarse en excelente forma, demostrada en una esquiva de pasos atrás y a los lados y movimientos de torso.

Intranquilo sobre el cuadrilátero, con una gran movilidad hacia los laterales soltaba la derecha o la izquierda con rapidez, castigando el rostro de su oponente a quien venció sin objeciones.

La Cruz había ganado antes una pelea por no presentación de su rival.

Otra buena pelea de la jornada la protagonizaron el local Yasnier Toledo, de los 64 kilogramos, y el cienfueguero Orestes Velázquez.

Toledo se rehízo de dos potentes puñetazos en la cara que le pegó el contrario en el segundo asalto, y en el cierre del combate rompió la defensa rival con repetidos y variados golpes al estómago y el rostro de Velázquez, quien tuvo que soportar un conteo de protección antes de conocer el veredicto de 3-0 en su contra.

Tras su victoria, Toledo declaró a la prensa que es provechoso para él topar en Cuba con rivales de calidad, y afirmó que la división de los 64 kilogramos tiene en este momento el mayor número de púgiles muy buenos, como el camagüeyano Kevin Brown y el matancero Andy Cruz, quienes también estarán en semifinales.

Los triunfos fáciles no benefician en la preparación, expresó.

En una decisión que nada gustó al público asistente a la Sala Deportiva Rafael Fortún, el guantanamero Erislandi Savón, en los 91 kilogramos, se impuso 2-1 al fogoso Yoendris Baró, de Camagüey, y de 36 años de edad.

De mayor estatura, Savón se las vio negras para sacar el favor de los jueces, pues en los dos asaltos finales el incansable pegador local aparentemente dio más y mejores golpes.

En los 52, el espirituano Yosbany Veitía se perfiló como el favorito de esta división, al vencer 3-0 al cienfueguero Erislán Romero con categoría de buen boxeo, pero en los 56, Robeisy Ramírez, de Cienfuegos, parecía que iba a ganar con tranquilidad a Osbel Caballero, de la Isla de la Juventud, y se vio agotado al final cuando puso en riesgo su victoria.

Este viernes, en un único cartel nocturno, se desarrollarán las peleas de semifinal para dar paso a la discusión de las medallas de oro el sábado.    


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =