Jóvenes de la Brigada Venceremos apoyan labores agrícolas en Guantánamo

Compartir...

Guantánamo.- Estamos orgullosos de visitar esta provincia, por lo que representa en la larga historia de lucha de Cuba contra el imperio y por poderle manifestar a su pueblo nuestro apoyo en su justo reclamo por la devolución del territorio ocupado ilegalmente por la base naval, expresó Malcolm Sacks, integrante del contingente 47 de la brigada de trabajo voluntario Venceremos.

 

El colectivo de 19 jóvenes estadounidenses (14 mujeres) llegó a esta ciudad el pasado día 25, con el propósito de apoyar diferentes labores, intercambiar con el pueblo, reclamar el fin del bloqueo y de las res­tricciones que aún mantiene el go­bierno norteamericano con los viajes de sus ciudadanos a Cuba.

Han bastado los primeros intercambios pa­ra conocer mejor que Guantánamo no es di­cho enclave naval, que es un pueblo solidario, con cultura y alta autoestima, amante de la paz y preparado para defender sus conquistas, argumentó el joven profesor de Economía e His­­toria en la Universidad de Long Island,  quien por octava ocasión lle­ga a Cuba.

En su periplo por este territorio, el cual se ex­tenderá hasta el 6 de agosto, la brigada fue re­ci­bida por las principales autoridades del Par­tido y el Gobierno y compartió con los Co­mités de De­­fensa de la Revolución en espera del 26 de Julio.

También rindió honor a Mariana Grajales, participó en labores agrícolas en el organopónico Coliflor, visitó la Casa del Changüí Chito Latamblet y disfrutó de la actuación de La Col­menita de Guantánamo, espectáculo evaluado por Malcolm como uno de los más bellos y emotivos que haya presenciado.

Aquí la gente es muy amable, nos hacen sentir como en casa y como si la amistad fuese de mucho tiempo, comentó Adavia Thorn­ton, de 24 años, quien se desempeña como asis­tente pedagógica en una escuela de Nue­va York y por primera vez visita a Cuba.

Granma dialogó con ambos brigadistas mientras trabajaban, junto a jóvenes de diferentes sectores de la provincia, en la pintura de la cerca perimetral de la Universidad de Guan­tánamo, centro con crecientes re­sultados en la formación de sus estudiantes y profesores, en la integración con otros sectores, el trabajo comunitario y la actividad científica.

Este es un intercambio muy fructífero, por la confraternización, la solidaridad y el fomento de la amistad, sostuvo por su parte Dainelis Ri­vero, estudiante guantanamera de Me­dici­na.

El grupo solidario, que por primera ocasión realiza su trabajo fuera de la capital del país, compartirá sus actividades durante tres jornadas con los universitarios locales. Además se reunirá con la comisión Aponte, de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cu­ba,  visitará el poblado de Caimanera y la Bri­gada de la Frontera, Orden Antonio Maceo.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + ocho =