Intercambian experiencias guantanameras de la Escuela Ana Betancourt

Compartir...

Guantánamo.- Mensajes de gratitud a Fidel transmitieron  ex alumnas guantanameras de la Escuela para Campesinas Ana Betancourt,  55 años después de constituido ese proyecto  por el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, con el fin de sacarlas  del analfabetismo y el  atraso social.

 

En el encuentro, organizado por la Federación de Mujeres Cubanas, representantes de las  10 mil muchachas atendidas  cada año en ese plan, recordaron que las primeras  en llegar a  La Habana, recibieron  clases de corte y costura,  conocimientos   multiplicados al enseñar a otras  en sus comunidades de origen.

Contaron  que hasta mil 976 la  escuela  amplió sus  programas docentes  y las  jóvenes empezaron a  estudiar  también  carreras de magisterio, medicina y  otras especialidades, lo cual convirtió a  muchas   en expertas.

Fue  el mejor suceso en nuestras vidas, exclamaron Rosa Cobas, de Baracoa, Irma Subiró, de La Tagua  y Edita  Romero, del Valle de Caujerí, quienes agradecieron la formación integral recibida en los planteles del programa, ubicados  en las áreas capitalinas de Miramar, Tarará y  Siboney, donde   antes residieron   familias  adineradas  que abandonaron el país.

Se  conoció que Consuelo Tamayo, Ernestina Rodríguez y Catalina Sandó,  asistieron recientemente a una cita similar en la capital cubana,  para rememorar aquella  brillante idea del líder histórico de la Revolución,  cuyo inicio no se  detuvo ni siquiera por el artero ataque  del imperialismo por Playa Girón.

La Escuela Ana Betancourt, dirigida por  la insigne pedagoga Elena Gil Izquierdo,  logró implementar  esquemas de preparación integral, de cuyos resultados y experiencias hablan las beneficiadas en los diez municipios guantanameros, como  homenaje a Fidel en su cumpleaños 90.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − catorce =