La sequía prosigue sin dar tregua a Guantánamo

Compartir...

Inicio  Economía  La sequía prosigue sin dar tregua a Guantánamo La sequía prosigue sin dar tregua a GuantánamoGuantánamo.- La prolongada sequía ha situado al borde de una situación crítica a los embalses de Guantánamo, provincia en que coincidentemente cerró este fin de semana un evento nacional para analizar la estrategia contra ese flagelo en toda Cuba.

Incia en Guantánamo Taller Nacional sobre Sequía

Juan Carlos González Dalmau, subdelegado del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) calificó  de preocupante el 38 por ciento de llenado promedio con que amanecieron hoy  las represas del territorio, aunque al menos la “Faustino Pérez” mantiene un volumen aceptable y reservas de agua para casi seis meses.

El directivo cifra las esperanzas de recuperación de las fuentes de abasto guantanameras, en la inminencia del período húmedo, que se extiende de mayo a octubre.

En esa etapa es menos difícil enfrentar esta sequía que data de dos años y se manifiesta en sus cuatro variantes: meteorológica, hidrológica, agrícola y operativa,  dijo.

Los 130 millones de metros cúbicos acumulados, aclara el subdelegado de Recursos Hidráulicos, equivalen a casi la mitad de los que existían al cierre de 2015 en los embalses, situación agravada con el progresivo descenso de La Yaya y Jaibo, los dos mayores del territorio, ambos vitales para la agricultura y el consumo humano.

Explicó que del primero depende la población de la cabecera del municipio de “Niceto Pérez” y un área de la capital provincial y del segundo la posibilidad de trasvasar agua hasta el “Faustino Pérez”, a través del canal magistral Camarones.

Esa opción, junto a los bombeos desde Jaibo y Montgomery, ha permitido no espaciar en demasía los ciclos de entrega a la población y cumplir los compromisos con las entidades estatales, incluidas las grandes consumidoras.

Como contrapartida a la escasez casi general de humedad, esporádicos aguaceros en las cuencas localizadas en la Sierra del Purial, han evitado que lleguen al nivel muerto las presas Los Asientos y Pozo Azul, en el valle de Caujerí,

Han propiciado, además, que la segunda de ellas –vital para el riego de esa zona hortícola- siga recibiendo más de 200 litros por segundo procedentes del trasvase Sabanalamar-Pozo Azul.  

Entre ambas obras hidráulicas  guardan en sus vasos reservas para satisfacer, al menos durante un semestre, las necesidades de las personas, los cultivos y la moderna fábrica de conservas.

El valle fue visitado por el líder de la Revolución cubana Fidel Castro, a principios de julio de 1977 y el 17 de mayo de 1981, en ocasión del acto nacional por el Día del Campesino, cuando orientó convertir a ese lugar en un jardín agrícola, en una especie de paraíso económico y social.   


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 18 =