Incumplen entidades guantanameras con la disciplina estadística

Compartir...

Guantánamo.- La entrega de formularios fuera de fecha, y exactitudes en la información,  figuran entre las dificultades que en los meses transcurridos del actual año afrontan en la disciplina estadística, varias entidades de la provincia de Guantánamo.

Un resumen de la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI) en el territorio refleja que 27 entidades se atrasaron en la entrega de los datos requeridos, “al asimilar los cambios de las proformas de los estados financieros, aprobados por el Ministerio de Finanzas y Precios”.

Esa demora impidió en tiempo la captación de la información acumulada mensualmente, para la confección trimestral del cálculo del Producto Interno Bruto del territorio.

En opinión de Rolando Rill Barrientos, director de la ONEI en Guantánamo, aunque durante 2016 se progresó en la prontitud y calidad de los datos que se captan a las personas jurídicas, “algunas entidades deben esforzarse para cumplir al pie de la letra y con prontitud sus obligaciones”.

Aclaró que varias de  ellas son  responsables de la demora en  entregar al Gobierno en la provincia la información que necesita en el momento adecuado, para  no dilatar la adopción de decisiones, imperativo que reflejan los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Insistió el dirigente de la ONEI en que esa labor sea priorizada aun más por la dirección de las entidades nacionales y locales que tributan información al organismo, con  las cuales este firmó convenios de trabajo, al igual que con los sectoriales y delegaciones provinciales.

Entre las empresas incumplidoras con el Decreto Ley 281 (Del Sistema de Información del Gobierno y el Estado) figuran las de la Industria Alimentaria, con  20  modelos fuera de fecha y 28 no enviados; Comercio Guantánamo (15 y 14), Productos Lácteos (17 y 1), Cárnica Guantánamo (15 y 0),  Gastronomía y Recreación (18 y 3), y el Centro del Libro y la Literatura (10 y 5).

El Artículo 7 de esa legislación subraya que el desarrollo y funcionamiento del Sistema de Información del Gobierno se apoya en la aplicación de la relevancia, oportunidad y calidad de la información, que se gestiona y en particular su veracidad, y en la responsabilidad de los jefes, con respecto a la gestión de la información relevante de sus entidades subordinadas.

Subraya además que la información relevante debe registrarse  “una sola vez”  y ofrecer la  posibilidad de ser verificada, y estipula que cualquier incumplimiento de esos acápites constituye una violación de la disciplina informativa. 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 10 =