Incrementan transportación aérea entre La Habana y Guantánamo

Compartir...

Guantánamo.- Un apreciable incremento en la transportación aérea de pasajeros entre La Habana y Guantánamo se prevé en 2016 con el establecimiento por Cubana de Aviación de vuelos toda la semana en la línea regular que une a ambas ciudades.

“Comenzó en enero y se mantendrá por lo menos hasta octubre”, señaló Arturo Borrero Barroso, director del aeropuerto nacional Mariana Grajales Coello, de la localidad oriental. 

Con el incremento la terminal recupera la frecuencia diaria que tuvo hasta 1991, cuando los vuelos fueron reducidos como consecuencia de la desaparición de la Unión Soviética, hasta entonces el principal suministrador de combustible a la Isla.

Permitirá que el pequeño colectivo de trabajadores incluso pueda rebasar los 41 mil viajeros previstos a atender durante el actual año, unos 3 mil más que lo logrado en el anterior.

Borrero explicó que también asistirán el movimiento de 480 aeronaves, fundamentalmente las que cubren la ruta Habana-Guantánamo, así como otros que cumplen vuelos ejecutivos y de la Empresa Nacional de Servicios Aéreos.

En la ruta La Habana-Guantánamo la empresa Cubana de Aviación utiliza los birreactores de fabricación ruso-ucraniana Antonov An-158, con capacidad para 97 pasajeros. Hasta febrero último en el Mariana Grajales fueron atendidos 10 mil 583 viajeros y 152 aviones, cifras por encima de las planificadas y que representan un notable aumento respecto a igual etapa del pasado año.

El director del aeropuerto guantanamero afirmó que el índice de ocupación de los An-158 supera el 95 por ciento y que mejoró notablemente el cumplimiento del itinerario. “Las pocas demoras ocurridas no han sido por nuestra responsabilidad”, acotó Borrero.

La terminal aérea pertenece a la Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeroportuarios (ECASA) y está situada a unos 15 kilómetros al sur de la ciudad de Guantánamo.

Tiene 15 trabajadores los que cuentan con el apoyo de personal de la Empresa de Seguridad y Protección de la Aviación Civil (ESPAC), además de los combatientes de una unidad del Cuerpo de Bomberos de Cuba.

Desde hace más de medio siglo opera los vuelos La Habana-Guantánamo utilizando una pista de 2 mil 450 metros de largo construida durante la Segunda Guerra Mundial para la ilícita base naval yanqui en la bahía de Guantánamo.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =