Heptalonista guantanamera Yorgelis por segunda corona panamericana

Compartir...

Heptalonista guantanamera Yorgelis por segunda corona panamericanaLa heptatlonista guantanamera Yorgelis Rodrígueze, llegó hace cuatro años llegó a Toronto casi inexperta. Apenas había salido de las filas juveniles, con muy poco tiempo bajo el mando de Gabino Arzola y del título centrocaribeño de Veracruz, pero la muchacha tiene alma de campeona y lo confirmó cuando se hizo en la ciudad canadiense de su primera corona en Juegos Panamericanos, con récord para la competencia incluido.

Completó entonces 6 mil 332 puntos y quitó el honor de la plusmarca a su compatriota Magalys García, quien en Winnipeg 1999 había liderado con 6 mil 290 unidades.

Competitiva como pocas, Yorgelis no teme a los retos y de eso tendrá que hacer gala esta vez en la cita de Lima, a la que llegará luego de un año marcado por una operación de la que anda recuperada, pero sin la necesaria confrontación para encarar un certamen de alto nivel.

No obstante, sigue siendo de las favoritas para aportar una de las coronas que pretende el atletismo cubano, y sobran razones para sostener esa opinión. Su seguridad y entrega, sumado a la intensidad de la preparación en las semanas que restan parecen suficientes para contrarrestar la falta de competencias.

Reina y subtitular del orbe entre menores de 20 años, bronce del planeta en salas techadas (pentatlón) y doble reina centrocaribeña después de imponerse en Barranquilla 2018, Yorgelis tiene entre sus fortalezas un salto de altura con el que pudiera competir de manera individual en cualquier evento de élite, pero sobre todo sobresale por su integralidad.

Séptimo lugar olímpico en Río de Janeiro 2016, la guantanamera de 25 años cerró la temporada anterior como tercera del ranking con los 6 mil 742 puntos firmados en Götzis, y aunque resulta lógico que no debe llegar ahora a esa cifra, tampoco parece que necesitará tanto para agenciarse el centro del podio.

Lo mejor del continente en estos momentos, según los registros del escalafón del orbe, es el sexto lugar de la estadounidense Kendell Williams con los 6 mil 412 rayas en la más reciente edición del certamen de Götzis.

Por cierto, la norteña exhibe una edad similar a la de la cubana, aunque sin su destaque, y lo mejor en cuanto a resultados internacionales se refiere son sus tres medallas de oro en los campeonatos de la NACAC.

La también norteña, Erica Bougard, quinta en el mundial techado del 2018, es por sus 6 mil 374 puntos en la actual temporada otra rival a seguir, aunque habría que esperar para saber si serán las elegidas por la federación estadounidense para asistir a la cita de Lima.

En el horizonte no asoma en estos momentos otra figura que pueda empañar el objetivo de Yorgelis, de ahí que será ella su propia rival. Competir con la mente enfocada en que puede sacar el máximo pudiera ser la clave en busca del sueño: ser la segunda heptatlonista con dos seguidas en estas lides.

La canadiense Diane Jones es la única con tal honor, pero lo hizo en México 1975 y San Juan 1979, cuando la prueba solo incluía cinco eventos y era por tanto un pentatlón.

De confirmarse ahora campeona, la cubana se inscribirá como la primera que lo hace desde que se aumentó a siete pruebas.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − cuatro =