Hacer todo por el poblador montañés

Compartir...

“El programa de recuperación cafetalera ya debe comenzar a dar sus primeros frutos” dice el Héroe del Trabajo de la República de Cuba, Ezequiel Cantillo Rodríguez.Guantánamo.- Si de café se trata, hay que hablar con Ezequiel Cantillo Rodríquez, una de las voces más autorizadas en todo el Oriente cubano sobre ese rubro exportable de notable presencia en el lomerío guantanamero perteneciente al Plan Turquino.

En los últimos años, el grano mantiene en todo el país un gradual decrecimiento, Ezequiel, Héroe del Trabajo de la República, junto a los integrantes de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) “José Martí” que dirige en Palenque de Yateras, son ejemplo de lo que se puede lograr con el programa de recuperación cafetalera.
En el caso de esta unidad, deben quedar selladas todas áreas con las plantas que llevan, y llegar, progresivamente, hasta el 2020 con rendimientos de más de 300 quintales por caballería.

Pero lo que sucede en el programa cafetalero, es sólo una muestra de las múltiples medidas que en la actualidad se aplican en el lomerío guantanamero como parte del programa del Plan Turquino, proyecto socioeconómico que en sus 28 años de creado por el entonces Ministro de las FAR, General de Ejército Raúl Castro, y la inolvidable combatiente Vilma Espín, una de sus más ferviente impulsora, persigue el desarrollo sostenible de las montañas, y mejorar la calidad de vida de sus pobladores.

En Guantánamo, el Turquino adquiere una dimensión especial, pues de los 6 mil 164 kilómetros cuadrados de extensión territorial de la provincia; las lomas ocupan 4 mil 682 de su geografía, es decir más del 75 por ciento de la superficie total; y sin embargo en estas serranías sólo viven poco más de 200 mil personas, menos del 35 por ciento de la población existente en este territorio que supera los 516 mil.

Consultorio médico en Los Calderos, una de las obras reanimadas en el lomerío guantanameroPor lo que resulta imprescindible reducir y lograr detener el éxodo de la población de las montañas hacia las ciudades, por demás uno de los retos que para el desarrollo de la provincia habló el Comandante en Jefe Fidel Castro el 26 de julio de 1985.

Con este propósito un amplio programa de reanimación de comunidades serranas se realiza en Guantánamo para mejorar la calidad de vida de su población. Empeño por el cual un grupo de comunidades en los diez municipios del territorio exhiben en la actualidad una mejor imagen.

El programa de reanimación y declaración de Comunidades de Referencia persigue, sin la ejecución de nuevas y grandes inversiones, un funcionamiento integral de las localidades del lomerío guantanamero, aprovechando las potencialidades existentes y las características endógenas de cada región, en el mejoramiento de la infraestructura económico social y la solución de viejos planteamientos que frenan el desarrollo de estos poblados, por parte de los organismos implicados.

“Se trata de lograr que en cada poblado se incrementen los niveles de producción de alimentos, reducir los índices de delitos e indisciplinas sociales, mejore la entrega de la canasta básica y otros servicios básicos a la población, y el accionar integrado de todos los organismos con responsabilidades en el Plan Turquino, como establece el Decreto 320 del Consejo de Ministros de 2015”.- explica Arnaldo Osoria, vicepresidente del Consejo de la Administración provincial en Guantánamo.

Escuela en el Plan TurquinoEntre los resultados más palpables en su aniversario 28 el Turquino guantanamero arriba a un nuevo advenimiento del triunfo de la Revolución con la ejecución de proyectos hidráulicos en el Valle de Caujerí y de Baracoa donde más de 25 mil habitantes reciben agua potable por gravedad.

Aunque se trabaja en varios tramos afectados en el Viaducto de La Farola, y en otros vías como Guantánamo- Sagua de Tanamo, la Maquina- Baracoa, en Yateras y Boca de Jauco en Maisí, la reparación de los viales serranos es una asignatura pendiente.

En la provincia aumentó el número de equipos dedicados a la transportación de pasajeros, así como el de actividades culturales y deportivas. A más de mil 345 usufructuarios se le entregaron tierras, para el cultivo de cacao, café y cultivos varios.

Hasta la fecha son nueve las comunidades declaradas de Referencia durante el año 2015, a las que pronto se le sumarán otras, donde sin dudas el poblador montañés pueda sentirse más a gusto y lograr la permanencia de los pobladores en la montaña.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =