Guatemala, 11 días sin vicepresidente

Compartir...

Guantánamo (Redacción Solvisión) Guatemala cumple hoy 11 días sin vicepresidente, mientras el Congreso citó al pleno para seleccionar el miércoles al nuevo representante de ese cargo entre una terna de candidatos enviada por el mandatario interino Alejando Maldonado.

 

El Parlamento unicameral canceló por falta de quórum la sesión del jueves anterior, cuando se tenía previsto escoger a uno de los tres propuestos: la economista Raquel Zelaya, el académico Juan Alfonso Fuentes y el abogado Gabriel Medrano.

Según el artículo 192 de la Constitución Política de la República, en caso de falta absoluta del vicemandatario o renuncia del mismo, será sustituido por la persona que designe el Congreso entre una terna propuesta por el Presidente. La Carta Magna precisa que el sustituto fungirá hasta terminar el período con iguales funciones y preeminencias.

Maldonado, un conservador exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad, asumió el 3 de septiembre como jefe de Estado ante el órgano Legislativo, en sustitución de Otto Pérez Molina, quien dimitió un día antes para enfrentar a la Justicia por un caso de corrupción.

El abogado y político de 79 años fue designado como vicepresidente por el Congreso el 14 de mayo último, tras la renuncia de Roxana Baldetti, implicada en una estructura, dedicada al desvío de millones de dólares en las aduanas, presuntamente dirigida por Pérez Molina.

Ambos exgobernantes, electos en 2011, fueron enviados a prisión preventiva y ligados a proceso por los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera.

Maldonado, quien ejercerá en el puesto hasta el próximo 14 de enero cuando está previsto el cambio de mando al binomio ganador del balotaje del 25 de octubre, instó a los parlamentarios a escoger al nuevo vicemandatario entre los tres propuestos por tener “calidad profesional y moral”.

La gobernabilidad se complica cada vez más en este país centroamericano que en pocos meses vivió la caída del gobierno del Partido Patriota, que a juicio del ahora recluso Pérez Molina se trató de un golpe suave perpetrado por Estados Unidos.

La crisis política inició el 16 de abril anterior cuando el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad revelaron las primeras pruebas sobre La Línea, red supuestamente encabezada por Pérez Molina y Baldetti.

Por ese caso están detenidas otros 27 individuos, incluidos altos funcionarios, empresarios y particulares; mientras el exsecretario privado de la Vicepresidencia Juan Carlos Monzón permanece prófugo.

Al menos 532 arrestos y 34 policías heridos contabilizó el MP, mientras que el Mirador Electoral consideró preocupante que en 29 municipios, de los 338, se destruyeran urnas o quemaran papeletas tras las elecciones generales del 6 de septiembre.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 19 =