Guantánamo se propone cambios en su matriz energética

Compartir...

Guantánamo.- La Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía (FRE) y el Respeto Ambiental (CUBASOLAR) coadyuvará al empeño de transformar la matriz energética de la provincia más oriental, aseguró en esta ciudad un renombrado experto cubano.

Gustavo Fernández Salva, vicepresidente de esa organización en el territorio precisó  que durante 2015 se avanzó en el empleo de las llamadas energías limpias (hidroenergía,  biogás, energía solar), pero no acorde con la premura  planteada en los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, en torno a ese  tema.

La provincia aun depende en más del 90 por ciento de los combustibles fósiles y para 2030 las FRE deben cubrir casi la mitad de la generación, principalmente con los parques eólicos que se proyectan en Maisí y la ampliación del fotovoltaico existente en esta ciudad, aseguró Fernández Salva.

El también Premio Nacional de la Sociedad de Ingenieros Mecánicos, Eléctricos e Industriales, aludió a la  factibilidad e un desarrollo energético sostenible en el extremo oriental del archipiélago.

Aclaró que esa meta es posible porque en la provincia  desciende una gran  radiación solar, soplan fuertes vientos en su franja,  y sus ríos conforman el mayor caudal hidroenergético de la ínsula caribeña.

A principios de la pasada década de los 80, el territorio fue precursor en la instalación de digestores de biogás y el de mayor aporte a la red nacional eléctrica, mediante la hidroenergía.

En la provincia llegaron a funcionar alrededor de 70 micro, mini y pequeñas centrales hidroeléctricas, y fue reconocida nacionalmente por el empleo de sus pequeños y medianos saltos de agua, con el fin de abastecer comunidades intrincadas, desvinculadas del Sistema Electroenergético Nacional.

A pesar de que sucesivos fenómenos atmosféricos destruyeron muchas de esas instalaciones, ubicadas en zonas inhóspitas y de difícil acceso, la Unidad Empresarial de Base de Hidroenergía, la mayoría echo a andar nuevamente, encabezada por la pequeña central hidroeléctrica del Guaso, erigida al pie de ese río en la segunda década de la anterior centuria.

Entre los éxitos de CUBASOLAR  figura una cartera de proyectos para mejorar la eficiencia energética y el empleo de las fuentes renovables, y la creación junto a la corporación COPEXTEL, un sistema fotovoltaico autónomo para el suministro de energía a sistemas de cloración de acueductos rurales. Otros grupos de paneles solares se instalaron en comunidades localizadas en intrincados parajes, y al hospital Ciro Frías, de Imías,  se dotó de seis colectores solares.

En ese municipio, cuya cabecera constituye uno de los oasis del único semidesierto cubano, se cooperó con la Empresa Eléctrica en la vinculación del poblado Los Cerezos, a la red nacional.  


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =