Guantánamo 2015: logros, retos e insatisfacciones

Compartir...

Guantánamo.- El año a punto de concluir constituyó para Guantánamo un paso de avance, en relación con 2014, al sobrecumplirse la zafra azucarera, producción mercantil,  productividad del trabajo y la transportación de cargas y pasajeros.

Se honraron los compromisos –no muy ambiciosos- en la construcción de viviendas, y mostraron cierta recuperación la producción de carne de cerdo en pie, el café para el consumo nacional y la exportación, y las viandas y frutales, estas últimas a pesar de la intensa sequía.

Un salto en el nivel de vida significó el hecho de que mil 800 familias de más de una treintena de comunidades accedieran a la electricidad, y es muy probable que antes de que cierre el año otros asentamientos se sumen a esa alegría.

Se incluyen en lo positivo, la materialización de numerosas obras sociales, programas e iniciativas de desarrollo municipales, al calor del entusiasmo generado por los aniversarios 120 de los desembarcos de los principales líderes de la Guerra del 95 por costas guantanameras, y el 145 del otorgamiento del título de Villa a la Capital Provincial.

La delegación del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, junto a las autoridades del territorio, organizaron por cuarta vez el Seminario Internacional de Paz y por la abolición de las bases extranjeras, que sesionó recientemente en la capital provincia  y Caimanera, donde se leyó la declaración final y tuvo digno colofón el  evento antibelicista, en que intervinieron más de 30  países.

Pero como han reconocido las máximas autoridades del territorio,  no todo ha sido miel sobre hojuela durante el Año 57 de la Revolución.  Dejaron  un sabor amargo  varios indicadores fundamentales de la economía incumplidos gran parte de ellos por la intensa sequía, y el resto por  factores subjetivos.

Figuran entre las insatisfacciones el largo trecho que persiste entre lo planificado y lo real en  viandas, hortalizas, granos, y en la ganadería (carne, leche y huevos), en lo cual  influyeron deficiencias en la contratación y comercialización de esos renglones, y, como es natural su bajo aporte y entrega a placitas, y mercados, lo que encareció los precios.  

El insuficiente aprovechamiento de la tierra por los usufructuarios, formas de producción y entidades estatales persiste, junto a otras insuficiencias, sin dejar en la penumbra que la escasez de agua obligó a suspender el riego de los campos e incluso a restringirla a la población y a las principales industrias.

Para Guantánamo ha resultado un freno la falta de precipitaciones y de preparación para enfrentarla, teniendo en cuenta su asiduidad a esta región, cuyas escasas tierras cultivables y mecanizables se localizan en el llano.

O lo que es lo mismo: en la cuarta parte de la provincia, la sequedad es responsable de la salinidad, la compactación, la erosión (fenómenos de larga data), con la agravante de la práctica de medidas agrotécnicas inadecuadas y de la sorpresa: la masa ganadera, a la que faltó el alimento, fue la principal perjudicada por la falta de previsión.

No obstante, la provincia  ha aprovechado,  en la medida que  ese insidioso fenómeno natural se lo ha permitido sus fuentes renovables de energía (FRE), a partir de los medianos y pequeños saltos de agua de que alimentan sus pequeñas centrales hidroeléctricas (PCH.

La del Guaso, la más importante de estas y  primera erigida en el país (1916)  beneficia a varias comunidades del municipio cabecera y aporta a la Red Nacional, en vísperas de su centenario.

Sería injusto omitir el esfuerzo guantanamero para seguir fielmente lo estipulado en el Lineamiento 247, el cual orienta  el aprovechamiento de las FRE (en primer lugar el biogás), la hidráulica, biomasa, solar y la éolica, en la última de las cuales ha crecido en la capacidad instalada en el parque fotovoltaico Santa Teresa-Los Güiros.

Despide 2015 el territorio cubano más al Este de La Habana con la ampliación y automatización de su red agro meteorológica, que al facilitar mayor calidad en los pronósticos redunda en beneficio de las entidades destinatarias de esos servicios, en particular a las empresas y unidades básicas empresariales y granjas de la delegación de la Agricultura.

En la Ciencia, sobresalen muchos estudios ejecutado de conjunto con el Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos (CENCEC),  Ministerio de Salud Pública (MINSAP)  y  el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), los cuales  repercuten en el bienestar de la población, y coadyuvan a mejorar  el sector agropecuario y el medio ambiente.

Territorio vanguardia en la educación -acogió este año el Concurso Nacional de Ortografía-, está considerado uno de los laboratorios más exitosos en la unificación de los centros de la educación superior en el país, y en la promoción, en particular.

Guantánamo garantiza la sal para las dos terceras parte de los cubanos; es un emporio cacaotero y cocotero, pero consume – en proporción con otros territorios- más recursos y riquezas  que los aportados, y es sumamente dependiente de las instituciones nacionales.

Actualmente desarrolla iniciativa loables para incrementar los renglones de la industria de materiales de la construcción, vitales para resolver uno de sus problemas cruciales: la escasez de viviendas.  

Eliminar, o al menos atenuar la citada dependencia, que suele reflejarse en la irregularidad de la distribución de los productos de la canasta básica a la población, es el principal reto  para 2016 de la que con justeza es denominada la Primera Trinchera Antimperialista de Cuba.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 2 =