Guantánamo en Frank

Compartir...

El líder estudiantil y revolucionario Frank País es recordado en GuantánamoGuantánamo. – A sesenta años del horrendo asesinato de Frank País García, la figura del líder de las luchas clandestinas cobra una significación especial entre los guantanameros. Aquí conoció el amor, compartió las luchas de sus colegas de la Escuela Normal de Maestros y lo unió además un afecto especial con los jóvenes revolucionarios de quienes reconoció su valentía y disciplina.

Ya como jefe de acción y sbaotaje del Movimiento 26 de Julio en Oriente, Frank viaja a Guantánamo el 16 de septiembre de 1955 y se entrevista con el revolucionario Enrique Soto, líder estudiantil local, en la casa de San Lino 803. Allí orientó el funcionamiento de la organización y se establece su estructura celular, con diez miembros y un jefe.

Días después de este encuentro Soto se da a la tarea de incorporar compañeros al Movimiento y busca los hombres capaces de integrar la dirección municipal del mismo, siendo los primeros los guantanameros Fabio Rosell y Manuel Orlando Sánchez. Rápidamente la llama revolucionaria se expande en el sector estudiantil que, fiel a su tradición de lucha, desempeña un papel importante en numerosas acciones.

Con el seudónimo clandestino de David llega Frank en diciembre de 1955 a la ciudad de Guantánamo acompañando de la inolvidable Vilma Espín (Débora). Desde la urbe se trasladan al marino poblado de Caimanera, para organizar las acciones del movimiento.

Tras su entrevista en México con Fidel, viaja nuevamente a Guantánamo, lo hace acompañado de los revolucionarios Faustino Pérez y Aldo Santamaría, quienes junto a Enrique Soto y otros compañeros para valorar posibilidad de extraer armas desde la Base naval yanqui.

El Jefe de Acción y Sabotaje en toda Cuba consideraba que:

(…) en Oriente los únicos que tienen posibilidades de hacer algo son los guantanameros, que han conseguido armas largas; los demás solo cuentan con varias cortas y algún que otro fusil; los de La Habana tienen una Thompson y algunas armas cortas, dicen que harán acciones coordinadas con el Directorio (…)

Las demás provincias están por el estilo (…) Algo deben hacer (…) ver qué acciones puedan mantener el mayor tiempo en jaque al ejército, y asegurar que Fidel llegue a la Sierra Maestra movimiento revolucionario en la zona.

En diciembre de 1956 Frank País volvió para informar a los aguerridos combatientes de la presencia del Fidel Castro en la Sierra Maestra; allí se refirió a la necesidad de un período organizativo para apoyar a los que combatían en las montañas y nuevamente es acogida su petición por los revolucionarios de la localidad.

Las visitas y sobre todo los contactos con los guantanameros se sucederían hasta su lamentable muerte el 30 de julio de 1957.Es precisamente el combatiente guantanamero Demetrio Monseny “Villa”, entonces jefe de acción y sabotaje en Guantánamo, el último en hacer contacto y ver con vida Frank, antes que el líder revolucionario fuera junto a Raúl Pujols abatido en el Callejón del Muro en la ciudad de Santiago de Cuba.

Transcurridos sólo cinco días de que la metralla de sicarios batistianos, dirigidos por José María Salas Cañizares, segaran, la valerosa vida de Frank País García, otro hecho, ocurrido en la ciudad de Guantánamo, retumba en los revolucionarios cubanos y conmociona a la opinión pública, era el 4 de agosto de 1957.

En el fondo de una vivienda, ubicada en la calle Aguilera esquina Santa Rita, habitada por el matrimonio de Enrique Rodríguez Picaso y Berta Cuza Blanco, se produce un accidente que hace estallar una clandestina fábrica artesanal donde se preparaban bombas y petardos para explotar como parte de las acciones del 26 de julio en Guantánamo para mostrar su indignación por la muerte de Frank.

 Con la explosión mueren instantáneamente los revolucionarios Fabio Rosell del Rio y Gustavo Fraga Jacomino, luego los esbirros rematan a Enrique Rodríguez, y más tarde aparecen asesinados Jesús Martín Leyva y Abelardo Cuza Navarro, quienes habían acudido al lugar del estallido para prestar ayuda a los combatientes.

En 1958 el II Frente Oriental Rebelde, dirigido por el entonces Comandante Raúl Castro, toma el nombre de Frank País García, ocupando todo el territorio de Guantánamo y convirtiéndose esta tierra su capital histórica.

Hoy, a 60 años de estos históricos acontecimientos el pueblo del Alto Oriente, con el protagonismo de la juventud rinde tributo a Frank País y a los caídos por la conquista de esta libertad “de canción bajo la lluvia” – al decir del poeta- que se defiende hoy.

Frank País.JPG: | foto: Archivo.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 16 =