Guantánamo contribuye a la acción mundial en favor de la capa de ozono

Compartir...

Guantánamo.- La comunidad científica en Guantánamo promueve acciones periódicas para contribuir a restaurar la capa de ozono, al disminuir gases nocivos que la agotan, compromiso mundial para paliar uno de los males ambientales que, junto al cambio climático, se ciernen sobre la Tierra.

Entre las acciones más recientes en ese sentido sobresale, por sus resultados, un proyecto implementado en el Hospital General Doctor Agostinho Neto para sustituir o reducir el uso de equipos emisores de contaminantes a la atmósfera y mejorar la climatización en áreas vitales para la asistencia a la población, como los departamentos de neonatología, preparto y terapia intensiva.

Blanca Yudith Matos, especialista en gestión ambiental de la delegación provincial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), subrayó a la prensa el favorable impacto de este trabajo y la importancia que, como respaldo, tiene la educación ambiental en las comunidades, para pertrecharla de conocimientos y sensibilizarla respecto al tema.

Convencidos de la importancia de crear una cultura ambiental para sumar a la población a la lucha por la protección de la capa de ozono, expertos del CITMA potencian planes de capacitación a grupos de todas las edades, en la propia vecindad, con énfasis en las más nuevas generaciones, a quienes se le aproxima al tema con audiovisuales y juegos acorde a su entendimiento.

Ejemplos en esta labor son los proyectos comunitarios El Garaje, y Artesaneando con Yeny, con niños de escuelas primarias en barriadas de la urbe guantanamera; el primero a modo de atractivas charlas y utilizando las nuevas tecnologías, y el segundo dedicado al reciclaje y a inculcar en los niños demás procederes y conductas amigables con el medio ambiente.

Este viernes en el amplio complejo deportivo del Reparto Caribe de la ciudad, tuvo lugar el acto provincial por el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, donde participaron junto al pueblo autoridades del territorio, directivos de Educación y del CITMA, y se premió a los niños ganadores del concurso de literatura y dibujo promovido para la ocasión.

 En 1994 la Asamblea General de las Naciones Unidas instituyó esta fecha el 16 de septiembre con el objetivo de sensibilizar a la opinión pública sobre el deterioro de la preciada y frágil cubierta de gas que protege a la Tierra de la dañina radiación ultravioleta y por consiguiente ayuda a preservar la vida en el planeta.

La reacción de la comunidad internacional fue rápida y la mayoría de los países del mundo se comprometieron a acabar con la producción de clorofluorocarbonos (CFCs), hidrofluorcarbonos (HFCs) y otros gases agresivos a la capa de ozono y contribuyentes al calentamiento global.

Durante más de 20 años Cuba ha contribuido de manera significativa en esta tarea, y puede ahora hablar con orgullo de la eliminación de las emisiones de HFCs. La Isla lleva a cabo un grupo de acciones para evitar la proliferación de sustancias agotadoras del ozono y de esta manera cumplir con los acuerdos establecidos en el Protocolo de Montreal (1987).

En su mensaje por la fecha que se celebra hoy en el orbe Ban Ki moon, Secretario General de las Naciones Unidas, expresó “…recordemos todo lo que ya se ha logrado y comprometámonos a hacer más para proteger nuestra atmósfera. Juntos podemos crear un mundo más seguro, más sano, más próspero y resiliente para todos, al tiempo que protegemos nuestro planeta, nuestro único hogar”.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =