Gobierno colombiano y FARC-EP continúan sus diálogos con nuevo reto

Compartir...

Guantánamo (Redacción Solvisión) Delegaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el gobierno de ese país continuarán hoy aquí sus diálogos de paz, con el reto de satisfacer justas demandas de víctimas del conflicto armado.

 

El martes, en el Palacio de Convenciones de esta capital, sede permanente de las conversaciones iniciadas en 2012, representantes de organizaciones defensoras de los derechos de las víctimas de desapariciones forzadas en la sureña nación recomendaron a las partes implementar nuevos mecanismos para resarcir a esos afectados.

Los voceros expusieron la necesidad de intensificar la búsqueda, identificación y entrega digna a sus familiares de los cuerpos de las víctimas de la confrontación armada, que en su más de medio siglo ha causado la muerte de unas 300 mil personas.

De igual forma, plantearon la pertinencia de que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC-EP nombren interlocutores con los que las víctimas y sus familiares puedan intercambiar fluidamente, para garantizar el éxito de ese esfuerzo.

Exigieron también que el Estado colombiano reconozca la participación de las fuerzas de seguridad en hechos de tal naturaleza y subrayaron la urgencia de acabar con el paramilitarismo, recomendaciones surgidas, junto a otras más, a partir de consultas populares.

El pasado año, como resultado de compromisos asumidos por las partes en diálogo, fue creada una unidad especial para la búsqueda y entrega de los desaparecidos a sus familiares, y se implementaron medidas e iniciativas de participación ciudadana.

La presencia en La Habana de representantes del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes del Estado, de la Fundación Nadia Erika Bautista y de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, así como de funcionarios del Estado relacionados con estas esferas, fue celebrada también la víspera por las FARC-EP.

En un comunicado, la organización insurgente expresó que el cumplimiento estricto de los acuerdos y la incorporación de las recomendaciones es fundamental para solucionar los problemas de las víctimas, y esos consensos deben acompañarse de sensibilidad, responsabilidad y respeto a la palabra empeñada con los afectados.

Como resultado de las conversaciones de paz, la agrupación guerrillera y Bogotá han logrado consensos en temas como reforma rural integral, participación política y combate a las drogas ilícitas, además de reparación de las víctimas.

En esta proclamada etapa final del proceso abordan tópicos relacionados con el cese el fuego bilateral, la dejación de las armas, y la desmovilización y reintegración a la sociedad de los ahora guerrilleros.

Asimismo, debaten en torno al mecanismo más adecuado para refrendar por la vía popular todo lo pactado en los diálogos de paz.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 15 =