Fortalecen patrimonio forestal en la Reserva de la Biosfera Cuchillas del Toa

Compartir...

Guantánamo. – Más de 160 mil plantas fueron sembradas en el área protegida Cuchillas del Toa, donde 633 hectáreas de suelos afectados por prospecciones mineras fueron sometidos a un proceso de rehabilitación y restauración ecológica en ese paraje declarado Reserva de la Biosfera por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1987.

En sus predios se demostró la eficacia del uso de la trampa de agua, tecnología que facilita la infiltración del líquido en la parte profunda del suelo, aporta bebederos a la fauna silvestre y disminuye la fuerza hídrica de la escorrentía superficial.

También exhibe buenos resultados la implementación de las trampas orgánicas de sedimentos, dirigidas a corregir cárcavas, frenar la erosión y rehabilitar las tierras. Su uso establece la construcción de diques de contención en zanjas o cavidades, las cuales se rellenan con material vegetal acomodado ordenadamente y encima se ubican contrapesos.

En la conservación de los suelos se usaron medianos bolos de madera rolliza y piedra para evitar el arrastre y flotabilidad de la materia orgánica cuando ocurren fuertes precipitaciones.

La erosión se manifiesta de forma dispersa en unas 700 hectáreas de suelos del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, núcleo principal de Cuchillas del Toa, donde el fenómeno se entronizó luego del azote de los huracanes Mathew e Irma a varias zonas naturales ubicadas en ese sitio considerado Patrimonio de la Humanidad, desde el año 2001.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 20 =