Fidel se queda cuidando a su Cuba querida

Compartir...

Guantánamo.- “La noticia me sorprendió a las 2:45 AM del día 26 de noviembre. El dolor fue intenso, y aún no asimilo del todo el hecho de que ya Fidel  no esté físicamente entre nosotros. Esta mañana vi muchas personas callada, sin dudas, es sinónimo del luto eterno a quien constituye un ejemplo en todas las facetas de la vida de cada cubano digno, revolucionario”.

Así inicia el dialogo vía telefónica el profesor de la Universidad de Guantánamo, Iraudis Rivera Barnes, quien acostumbrado a discursar con fluidez y buena dicción, esta vez, se le entrecortan las palabras.

Hace una pausa, respira profundo, y alega: “Tenemos un deber con él, y es darle continuidad a su obra; fortalecer la unidad y cuidarla como la niña de nuestros ojos. Fidel seguirá siendo el paradigma de las actuales y futuras generaciones de cubanos. Para mi Fidel es mi padre, el mayor de los maestros”.

Entre las grandes cualidades del Comandante en jefe Fidel, el profesor Rivera Barnes, resalta: “La responsabilidad, pues la asocio al profundo sentido del deber que debe caracterizar a todo revolucionario, en ver al hombre comprometido con su causa, consagrado a su deber, entregado al servicio de su pueblo; así lo he visto siempre y jamás saldrá de mi corazón, de hijo de este pueblo y fruto de la obra de la Revolución Cubana.

Más adelante, refiere que” la mejor manera de recordarlo es cuidando la obra de la Revolución y superar los escollos que puedan aparecer en el camino, y como joven revolucionario continuar trabajando y estudiando como lo hizo él hasta el último momento de su vida.

“Fidel, no se va, se queda cuidando a su Cuba querida, ayudando desde la espiritualidad a Raúl y guiando a su Partido de Acero, es el nuestro”, enfatizó Iraudis Rivera Barnes.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + trece =