Expedicionario del Granma subraya en Guantánamo fortaleza de la Revolución

Compartir...

Guantánamo.- El yate Granma vino más cargado de sueños que de armamentos, comentó emocionado en Guantánamo el Comandante del Ejército Rebelde  Arsenio García Dávila, durante un intercambio  con trabajadores de los medios de prensa,  a poco más de un mes  del  26 de Julio, Día de la Rebeldía Nacional.

 

Nuestra generación, privilegiada por tener a Fidel como guía,  superó  ampliamente las expectativas de  sus  objetivos libertarios  contra la tiranía batistiana,  al desafiar  las principales fuerzas de poder  de la época, apuntó  el combatiente  y ponderó  la probidad del pueblo  en defensa de la Revolución, una obra  perdurable en sí misma  por  su  grandeza.

Cuba es y será  una bandera de lucha para muchos pueblos, dijo, y expresó su confianza en el relevo, por la   formación cultural e ideológica que poseen los cubanos, no obstante, recomendó trabajar  más con la nueva generación en medio de la realidad actual y  las complejidades  del  escenario internacional.

García Dávila se declaró admirador de la crítica profunda  y responsable de la prensa  en el país, para salir al paso a  la corrupción y otros fenómenos sociales y propuso  una ofensiva, inversa al anticubano ofrecimiento de olvidar la historia.

No hemos bajado  la bandera,  ni lo  haremos nunca frente al enemigo más poderoso del mundo, reiteró  también  en  Guantánamo  el expedicionario del Granma, después de relatar   la cronología de los hechos, desde la salida de los revolucionarios  desde  Tuxpan, México, hasta las Coloradas, la calidad humana de Fidel y el ejemplo de aquellos  jóvenes, cuyos  continuadores ya hacen historia.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 12 =