Evalúan acciones dirigidas a enfrentar sismos

Compartir...

Evalúan acciones dirigidas a enfrentar sismos Después de haber sido sacudida por no menos de 20 sismos perceptibles entre el domingo y lunes últimos, al habitual desempeño económico y social de Santiago de Cuba, ciudad de medio millón de habitantes, se ha sumado con mayor precisión la necesaria preparación que aconsejan eventos de esta naturaleza.

 

La correcta conducta seguida en estas horas por la población, organismos y entidades del Estado, en el cumplimiento de las medidas de la Defensa Civil, responde en sumo grado a años de adiestramiento y capacitación dedicados a mitigar los imprevisibles daños que pueda ocasionar un terremoto de gran intensidad.

Así se reconoció durante una evaluación realizada al respecto por las máximas autoridades del territorio, en la cual el primer secretario del Partido en la provincia, Lázaro Expósito Canto, señaló que tan anómala actividad sísmica exige la aplicación real y responsable de todo lo practicado hasta la fecha en diversos ejercicios.

Según el teniente coronel Gustavo Álvarez Matos, jefe del órgano de Defensa Civil en la Región Militar Santiago de Cuba, los puntos de dirección de los consejos de defensa a diferentes niveles están listos para su activación, y se han puntualizado las fuerzas y medios integrantes de los grupos de rescate y salvamento.

Además, fueron revisados el aseguramiento multilateral de los principales centros de salud, los sistemas de abasto de agua, los centros de elaboración de alimentos, la información brindada a la población, y la cooperación establecida con fuerzas y medios de municipios santiagueros y provincias vecinas.

A su vez los coroneles Ricardo Rigel Tejeda y Abelardo Jiménez González, jefes de la Re­gión Militar y delegado del Ministerio del In­terior, respectivamente, añadieron que en caso de ser necesario las FAR y el Minint disponen de helicópteros, medios blindados, fuerzas es­peciales y demás recursos para proteger a la po­­blación y los objetivos económicos.

Previamente el director del Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas (CENAIS), doc­tor en ciencias Bladimir Moreno Toirán, explicó que tan anómala sismicidad se ha vivido en otras ocasiones, pero nunca con las actuales características, a causa de la alta energía acumulada durante años.

La situación podría disminuir, pero la energía seguirá siendo alta hasta su liberación en un sismo de mayor intensidad, cuyo momento resulta imposible predecir, de ahí que se requiera insistir tanto en su atención como en la preparación de la población, apuntó el especialista.

“No se puede perder la percepción de riesgo —reiteró Expósito Canto—, tenemos que tener bien informado al pueblo, pues si el momento es real se impone hacer las cosas concretamente y con mayor responsabilidad que nunca, como única forma de disminuir los riesgos y vulnerabilidades”.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 8 =