Estoy orgulloso de vivir en Caimanera, Guantánamo

Compartir...

Guantánamo.- Para algunas personas, vivir en Caimanera, municipio más pequeño del país y pueblo pesquero del mismo nombre, significa estar asociado directamente a la Base Naval norteamericana que ilegalmente ocupa hace más de un siglo el gobierno de los Estados Unidos en Guantánamo . Sin embargo, Caimanera es más, es la primera trinchera antimperialista de Cuba.

Caimanera es un poblado pequeño, donde el sol provoca un calor insoportable, motivo esencial para que el nivel de evaporación y las bajas lluvias del entorno, den fe del éxito de las salinas Cerro Guayabo y Frank País, esta última definida como la de mayor producción nacional. Y hasta el marino poblado nos dirigimos para dialogar con Adonis Navarro Durand.

“Siempre he vivido aquí en Caimanera, mi familia siempre ha estado acá, me comenta  el joven a quien encontramos en la librería Andrés Frómeta de este municipio. Vivir aquí, como en todo lugar, tiene sus cosas buenas y también malas.

”Lo bueno, a mi juicio, es respirar el aire marino, sentir el olor a pescado, ver cerca las inmensas montañas de ese infierno blanco que es la salina, disfrutar de la felicidad de ver a nuestros niños y niñas crecer, despuntar en sus proyectos. ¿Lo malo? es el intenso calor que sentimos en este costero poblado y que cada noche, queramos o no, tenemos que compartir nuestras horas de sueño con los “vecinos” de al lado.

”Estar aquí, pegadito a la ilegal base naval, no ha influido en ningún aspecto de mi vida laboral ni personal y estoy completamente seguro de que tampoco en ninguno de los pobladores. La Revolución Cubana ha puesto aquí en Caimanera, lo que tenía que poner, en mi caso particular, me he superado profesionalmente y estoy muy orgulloso de ello.

”El cien por ciento de los caimanerenses hemos nacido y vivido con la presencia del enclave militar ahí mismo, en nuestras propias narices. Sin embargo, como otros cubanos, gozamos de todos los programas de la revolución como la salud, educación, deporte, cultura…

”Estoy orgulloso de vivir en Caimanera. Nosotros tenemos una conciencia patriótica, somos pobladores que estamos muy orgullosos de vivir aquí, de andar sus calles de tierra o pavimento, de visitar una de esas tantas casas e instituciones que se levantan del agua sobre pilotes, de caminar por la orilla de la playa, de bañarnos en ella, de convivir con los pescadores.

”Si no tuviéramos la presencia de la ilegal base naval, nuestras conquistas sociales estuvieran a un mayor nivel. Por eso siempre digo que aquí, en Caimanera, tenemos un doble bloqueo: el del gobierno de los Estados Unidos y la presencia del enclave”, concluyó Adonis.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =