Erlis, un joven de mangle rojo

Compartir...

Guantánamo.- “Los jóvenes son el futuro de Cuba”, es una afirmación que cobra vida en el Ingeniero Erlis Rodríguez Bargas, quien junto a dos investigadores dedica tiempo y alma a los bosques de manglar de la Unidad Empresarial de Base Silvícola Caimanera (UEBS), en la provincia de Guantánamo.

A este joven le descubrí durante la Primera Jornada Ambiental para el Desarrollo Sostenible, que en saludo al 5 de junio, Día Mundial del Medioambiente, fue el espacio para socializar la investigación Influencia de la Comunidad de Caimanera en Estado actual del Bosque de Manglar…

El tiempo de receso fue escogido para a punta de lápiz conversar sobre la interioridad de su ponencia que comparte con los Ingenieros Orfelina Rodríguez Leyva y Emir Falcón Oconor. Los bosques de mangle rojo… ¿Qué motivaron ocuparse de ellos?

“En los últimos años los manglares han sufrido un marcado deterioro, tanto a escala mundial como nacional y local. El bosque del manglar del litoral sur de la Bahía de Guantánamo no escapa al mal estado, a causa de procesos y eventos naturales y las ocasionadas por la actividad humana, entre ellas, vertimientos de residuales, tala indiscriminada, construcción de estanque para la producción de sal, la falta de circulación de agua e inundaciones”.

¿Resultados? “En el caso de la regeneración se observa alta presencia de propágulos en los sitios donde se desarrolla, fundamentalmente, el patabán, siendo la de mayor generación incipiente, aunque no logra establecerse en su totalidad, pero, sin dudas, es significativo para la futura recuperación del bosque de manglar”. ¿Y el mangle prieto (A. germinans)?

“Éste, junto al rojo está presente en la zona más cercana a la comunidad de playa Tokio, pero es el rojo el que tiene menos cuantía, con árboles muertos y dañados por la acción antrópica directa”.

Ante esta situación desfavorable, ¿Por qué insistir en su recuperación? “ La ausencia de esta primera barrera constituye un importante problema, puesto que el mangle es el factor principal que impide la erosión costera por las característica de su sistema radical, el cual forma un intrincado laberinto fuertemente anclado que favorece el rompimiento del oleaje, disminuyendo su velocidad; suficientes razones para insistir en el rescate del bosque de manglar”.

Sin dudas, en el joven Ingeniero Erlis, tiene la Revolución Cubana, el futuro asegurado en el rescate y preservación del entorno natural.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + dieciocho =