Entre el calor, la sequía y el agua

Compartir...

Guantánamo: Trabajadores de Acueducto y AlcantariiladoGuantánamo.- Esta es mi cuadra, en mi Guantánamo natal; hoy un ruido desacostumbrado nos hizo asomarnos a la calle más temprano de lo habitual y con beneplácito vimos que, ¡al fin!, estaban arregando el salidero.

 

lNo se hicieron esperar las frases de alivio, ni ni esos “especialistas” que saben “de todo” y les daban sugerencias y hasta indicaciones a los muchachos…

Regresé al mediodía y aún estaban ahí, oiga, si usted quiere saber lo que es calor de verdad, de una vuelta por las calles de mi ciudad a plena 1 pm!, sin embargo Javier, Yoelkis y Roilán parecen no sentir los abrasantes rayos del sol en este día en particular, y que se parece tanto al de ayer, al de la semana pasada, al de mañana (…?)

Ellos pertenecen a la Empresa Municipal de Acueductos y Alcantarillado, inmersos en la reparación de esas roturas (decenas por toda la ciudad) por donde se escapa tanta agua, lujo que no podemos permitirnos, máxime en esta temporada de sequía en la que nuestros embalses están muy por debajo de la mitad de su capacidad.

No les faltó el agua fría, ni el café que les ofrecimos. Quise saber más de su trabajo, pero muy tarde volví a asomarme para concertar las entrevistas, pues ya habían terminado su labor y se movieron hacia la otra cuadra para apoyar a otra brigada que estaba a golpe de barreta y pala en otros dos salideros.

Bien por los de Acueducto y Alcantarillado que ya van resolviendo un asunto tan sensible que ha sido motivo de quejas reiteradas a distintas escalas y bravo por esos hombres que sin importar lo picante del sol y el sofocante calor, trabajan para resolverlo.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 6 =