En Guantánamo, verano por una fauna pétrea

Compartir...

Guantánamo.- Ubicado en las alturas de Boquerón de Yateras, a unos 22 kilómetros de la ciudad de Guantánamo, el único zoológico de piedras del mundo, esa bendita locura surgida de las manos del ya desaparecido Ángel Iñigo Blanco de Anaya, es una de las ofertas más atractiva para los guantanameros y los visitantes foráneos.

 

Este verano el zoológico exhibe una rejuvenecida imagen, con la reconstrucción y señalización de los senderos y la construcción de un patio para la venta de productos de Artex y un ranchón parrillada. También está la sugerencia de la apertura de nuevos servicios, permiten pasar una agradable estancia en un encantador lugar, donde se conjugan la singularidad de una selva pétrea con criollas ofertas gastronómicas y un agradable clima.

Con más de un kilómetro de recorrido el visitante se acerca a la monumental conoce de los valores patrimoniales, naturales y culturales de la región donde resaltan la fauna de piedra levantada por los Iñigo, el padre y ahora su hijo Angelito.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =